Publicidad

Jeremy Maxwell Wintrebert crea Clouds, una instalación para el flagship de Calvin Klein en NY

Jeremy Maxwell Wintrebert crea Clouds, una instalación para el flagship de Calvin Klein en NY
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Calvin Klein Collection ha presentado una espectacular instalación firmada por el artista Jeremy Maxwell Wintrebert, titulada “Clouds”, que formará parte de los escaparates de Pre-Fall 2014 de la marca, en el flagship store que Calvin Klein tiene en la Madison Avenue de Nueva York.

Esta instalación, realizada especialmente para la ocasión, se podrá ver hasta el 5 de agosto, e incluye once esculturas de vidrio soplado a mano que descienden por las ventanas de la segunda plana de la tienda hasta las de la planta baja.

interior-8.jpg

Wintrebert describe su proceso creativo como una evolución guiada por los límites y las posibilidades que puede ofrecer el vidrio soplado. Sus obras exploran la relación dinámica entre el calor y el vidrio a medida que se amoldan e interactúan. Su aspecto frágil que, a simple vista recuerda al de las lámparas de papel chinas, es un engaño visual porque, aunque frágiles, son pesadas y sólidas al tacto.

La instalación representa los recuerdos de niñez de Wintrebert cuando se tumbaba en la hierba y miraba pasar por el cielo las siempre cambiantes nubes.

El artista también estuvo hablando con Francisco Costa, director creativo de la marca, que le fue explicando en qué se había inspirado para crear la nueva colección. Una colección discreta y sencilla, además de sofisticada, donde Costa ha procurado transmitir un sentido de inocencia y de ocio un punto nostálgico. Esto, en palabras de Wintrebert, le animó a añadir detalles y texturas coloristas a sus nubes de vidrio en forma de delicadas vetas de tonalidades añil y coral.

nubes.jpg

Además de “Clouds”, Wintrebert ha creado también tres piezas de vidrio para una serie denominada "Void", que se encuentra disponible en exclusiva en la tienda de Calvin Klein Collection en Madison Avenue. Inspiradas en el encuentro y en la relación de dos formas cómplices, que se fabrican a mano alzada, sin moldes, lo que hace de cada pieza algo único e irrepetible.

Una de las piezas, titulada “CK”, fue creada como símbolo de la colaboración con el artista y realizada en el negro característico de la marca. El precio de venta al público de cada pieza es de dos mil doscientos dólares. Algo bastante razonable, teniendo en cuenta que se trata de arte, ¿no os parece?

Más información | Calvin Klein Collection

En Embelezzia | Open Day Calvin Klein: prendas urbanas reinterpretadas en combinaciones inesperadas y vanguardista

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios