Publicidad

En el jardín de Chaumet han florecido las hortensias

En el jardín de Chaumet han florecido las hortensias
Sin comentarios

La flor es uno de los motivos más recurrentes dentro de la joyería desde hace siglos. Recordad sino la camelia de Chanel, la rosa de Piaget o la orquídea de Cartier. En Chaumet había abejas, arañas, pero no flores.

Así pues, al presentar “Hortensia” la pasada semana en París, la firma de haute joaillerie añade a sus colecciones un tema floral. Toda una novedad.

Finalmente, y gracias a la creatividad de Claire Dévé-Rakoff, en el jardín de Chaumet han florecido hasta veinticuatro piezas únicas inspiradas en la hortensia salidas directamente no de un invernadero, sino de los ateliers de la maison en la place Vendôme.

Anillo_Hortensia

A quienes sorprenda la elección de esta flor, de la familia de las Hydrangea, que hace que rememoremos antes los jardines de las casas asturianas o gallegas que los lujos y oropeles de la place Vendôme, Thierry Fristch, presidente de la firma explica:

“La hortensia se corresponde a la perfección con Chaumet, ya que es a un mismo tiempo compleja y sutil. Su paleta de colores incluye todas las tonalidades del azul, del rosa, del rojo, del blanco y del verde”.
“Es la primera vez que creamos una colección cien por cien floral, y eso que las flores son un tema recurrente dentro de la joyería francesa”.
Hortensias_rosas

De esta forma, Chaumet se libra a un nuevo ejercicio de estilo ejecutado por Dévé-Rakoff, durante dieciocho meses, quien añade:

“La colección Hortensia explora todas las facetas de la flor dentro de un espíritu gráfico. A través de una decena de variaciones sobre el pétalo, he intentado componer una serie de parures que fuesen a un mismo tiempo contemporáneas, elegantes, femeninas y fáciles de llevar”.
“Hoy, los clientes de haute joaillerie quieren creaciones que puedan adaptar a sus diferentes obligaciones, a cualquier hora del día”.

Diferenciada en tres paletas cromáticas, esta colección se caracteriza por la minuciosidad de sus diseños y volúmenes. Cuando la firma pretende conferir una mayor audacia al color de los sentimientos expresados a través de sus parures, los viste de azul y de blanco.

Pero, es sin duda en el montaje de las gemas rojas en las que la firma ha concentrado todo su estilo. La combinación de colores resulta tan refinada, y las proporciones tan hábiles, que pueden transformarse de un collar en un brazalete o, sino, en un broche.

Visto el resultado, aunque la intención de la firma era reproducir una flor natural, Chaumet no puede evitar dar vida a piezas de aspecto simétrico, abstracto, quizá demasiado equilibradas. Aunque, al fin y al cabo, estamos hablado de haute joaillerie, ¿verdad?

Más información | Chaumet En Embelezzia | La nueva colección “Liens” de Chaumet, símbolo de unión y de compromiso

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios