Publicidad

Chanel nos invita a descubrir el brillo de la Café Society con una nueva colección de joyas

Chanel nos invita a descubrir el brillo de la Café Society con una nueva colección de joyas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Haciendo referencia a la Café Society de los años 20, Chanel ha creado una colección de Haute Joaillerie dedicada a la audacia e inspirada por la libertad. A cualquier hora del día o de la noche, estas parures resplandecen sobre la piel.

Acompañando cada gesto de un reguero de luz. Entre la elegancia y el talante, entre reglas muy bien asentadas y un gusto irrefrenable por todo lo que suponga novedad, la vida es una fiesta que se reinventa a cada instante.

Chanel nos invita a descubrir una sociedad, la Café Society, que cultiva un cierto arte en eso de brillar con esplendor propio. La colección se declina en seis líneas, que coinciden con diferentes usos horarios. La Midnight es apropiada para la medianoche; la Morning in Vendôme para el amanecer, a eso de las 5,55 h. Para la Broadway habría que esperar a que dieran las 12,00 h de mediodía; la Charleston es para las 3,00 h, la hora de la siesta. Para salir después del trabajo, a las 6,00 h nada mejor que la Symphony, Y la Sunset, como su propio nombre indica, es para cuando se pone el sol en verano tarde, a eso de las 9,55 h.

Relojes

Midnight: Parures que juegan con la ambigüedad del claroscuro, entre el profundo color negro del ónix y el blanco brillante de los diamantes; entre lo figurativo y lo abstracto con diseños de siluetas hipnóticas. El contraste hace su juego alrededor de la medianoche.

Morning in Vendôme: una parure con una increíble riqueza de tonalidades, motivos y materias primas: oro blanco o rosa, zafiros Padparadscha o rosados, diamantes. Toda la luz de la aurora en una joya espectacular en la que el cuidado por los detalles ha sido llevado a su extremo.

Sombrero

Broadway: una parure que debe su equilibrio a sus líneas arquitectónicas engarzadas con diamantes de diferentes tallas. Una geometría del estilo entre referencias al trazado de las calles de Nueva York, al diseño de sus rascacielos y al brillo de Broadway.

Charleston: una parure que hay que lucir como uno de aquellos maravillosos trajes de los años 20, ligeros y fluidos, que se ajustaban al cuerpo como si fuesen una segunda piel, y que combina a la perfección con las líneas gráfica de lo cuadrado con el resplandor de los diamantes puros.

Pendant

Symphony: una parure cuyo virtuosismo consiste en la ligereza con la que los maestros artesanos joyeros de Chanel han ensamblado las secuencias de diamantes de tallas variadas. Un despliegue de preciosas notas con negras, blancas, corcheas y semi corcheas traducidas al mundo de la joyería.

Sunset: una parure inspirada por los colores del sol al ponerse, un estallido dorado sembrado de magníficos zafiros Padparadscha con un camafeo de rosas empolvadas sobre los que trabajaron una increíble muestra de oficios y de savoir-faire.

Más información | Chanel

En Embelezzia | Especial Alta Joyería

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios