Compartir
Publicidad

Audrey sigue desayunando con diamantes

Audrey sigue desayunando con diamantes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Han pasado 50 años desde que nos contaran en la gran pantalla la historia de una aspirante actriz que sólo se siente feliz frente al Tiffany & Co de la Quinta Avenida. La cinta de Blake Edwards se convirtió en un clásico gracias a la historia original de Truman Capote, la música de Mancini junto a la bellísima Moon River y a la elegancia de un icono con más brillo que mil joyas, Audrey.

Medio siglo no es nada, espectadores de ayer y de hoy seguimos fascinados por el carisma de un personaje capaz de parar diez taxis de un silbido en mitad de la Gran Manzana bajo la protección de pamela y gafas de casi igual tamaño, levantarse de la cama con antifaz e irradiar el mismo encanto que cuando se preparó para salir la noche anterior y, cómo no, seguimos fascinados por esa forma de pararse ella y con ella el mundo ante el escaparate de una joyería, desayuno en mano, para convencerse una vez más de que los diamantes son para siempre.

Cada escena de Breakfast at Tiffany's fue y es una clase de estilo, incluso una toalla liada a la cabeza guardaba en Audrey connotaciones románticas, pero el ejercicio de nostalgia que aquí os proponemos como forma de homenaje es primero invitaros a revisitar la cinta y, segundo, reproducir la composición de Hepburn una de aquellas mañanas de café y diamantes.

bat
En esta imagen podéis ver el top que Lolitas&L ha incluido en su colección para rendir tributo a la película, así como un vestido de Amatrichi muy similar al original, con su figura entallada, el corte sin mangas y longitud justo por encima de las rodillas. Nuestra propuesta se completa con tres accesorios: una pulsera de perlas de Daniel Espinosa, otra de perlas y plata de Yomime by Suika y una serie de tiaras con cristales svarovski de Monic accesories. Sin unas maxi-gafas en negro de Chanel el homenaje quedaría huérfano.

No hay mayor juez que el tiempo, y hay pocos títulos que hayan sobrevivido tan bien a las idas y venidas de la moda, las tendencias y la forma de contar historias como este clásico: quizá porque no hablamos de tendencias, sino de estilo, y porque las emociones también son ajenas a la década en la que nos las contaron.

En Embelezzia | Olivia Palermo presenta la colección Mediterráneo de Carrera y Carrera En Trendencias | Le petite robe noire o little black dress de Audrey Hepburn

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio