Publicidad

Tres tartas de fresa ligeras para disfrutar al máximo este verano sin sumar calorías a nuestra dieta

Tres tartas de fresa ligeras para disfrutar al máximo este verano sin sumar calorías a nuestra dieta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Las fresas son una fruta de temporada que aporta muy pocas calorías (gran parte de su composición es agua) y que resultan deliciosas y tan versátiles que hasta incluidas en platos salados resultan deliciosas.

Podemos hacer platos muy elaborados como esta tarta mousse de queso crema con interior de fresa o probar opciones muy fáciles como un batido de plátano y fresas. Los opciones son casi infinitas.

Hoy traemos tres tartas de fresa más ligeras, para que darte un capricho dulce el fin de semana no arruine tu dieta y puedas disfrutar de recetas sencillas y ricas con esta fruta de temporada pero sin complicarte.

Tarta de fresas y yogur

Tarta De Fresas Y Yogur

El yogur, maravillosos sustituto de la nata en las tartas, es el protagonista de esta sencilla receta junto con las fresas. La clave para disfrutar al máximo esta tarta de fresas y yogur es tomarla tibia y no fría para poder apreciar aún mejor todos sus matices. Si te atreves, puedes probar a hacer la masa quebrada en casa y conseguir que este dulce, a caballo entre el pastel, el bizcocho y la tarta de fruta, sea 100% casero.

Tortita pastel de fresas al horno

Tortita Pastel De Fresas Al Horno

Con una base similar al clafoutis francés, esta curiosa tortita-pastel de fresas al horno es perfecta si buscamos algo dulce pero sin pasarnos. En media hora tendremos un postre ideal que encuentra en las fresas su aliado perfecto, pero que resulta también delicioso con otras frutas como albaricoques, frambuesas o ciruelas, por ejemplo. Podemos acompañarlo de un helado casero (que también puede ser saludable), un poco de nata montada, yogur o incluso una compota o mermelada de fruta.

Tarta sencilla de fresas

Tarta Sencilla De Fresas

Podemos sustituir la harina por harina integral en esta receta para conseguir una tarta más saludable, al igual que podemos sustituir el azúcar por edulcorante o incluso probar con dátiles. Esta tarta sencilla de fresas no se llama así por casualidad. Es tremendamente fácil de hacer y el resultado es más que vistoso. Además, lleva una gran cantidad de fruta (400 gramos de fresas) que sumado a los cambios en los ingredientes la convierten en un capricho dulce con el que no tendrás ningún tipo de cargo de conciencia.

Fotos | Directo al Paladar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios