Publicidad

¿Las Navidades son una lata? 5 recetas originales y fáciles con latas para triunfar en estas fiestas

¿Las Navidades son una lata? 5 recetas originales y fáciles con latas para triunfar en estas fiestas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Ya están aquí las fiestas más gastronómicas del año y seguro que ya te estás relamiendo por anticipado y has encargado tu dosis de anti-ácidos. ¿El problema? Que este año te toca recibir a tu familia en casa y la cocina no es lo tuyo (ni las ganas de recogerla después). Pero, tranquilidad y buenos alimentos, porque te contamos cómo resolver la papeleta con unas cuantas latas y un puñado de ideas creativas.

Para los glotones la Navidad es la única época del año donde está bien visto sacar a la luz nuestra principal afición. Te invitan a cócteles y cenas de empresa, hay dulces en todas las casas que visitas y es la única época del año en el que la comida principal puede ser un postre. Pero, ay, como en todo, también tiene su lado oscuro y puede empezar con una simple e inocente llamada de teléfono en la que tu madre te dice que se jubila de ser la responsable del cordero, que te toca recibir y cocinar a ti. ¿QUÉ ME DICES? Que yo os quiero mucho a todos, ¿pero no podría quereros en un restaurante mejor que en mi casa? Que ya me imagino recibiendo a seis, ocho o cuarenta personas y lo único que se me da bien es la tostada con queso (que por cierto, que sepáis que es el plato nacional de Gales).

Afortunadamente para todos, es muy fácil salir de este berenjenal en el que te han metido sin tener que pedir una orden de alejamiento para tu familia (seres encantadores como pocos, pero "unos muertos de hambre" de mucho cuidado). Sólo necesitamos un buen puñado de latas de conservas y un par de truquillos que te contamos aquí para salir triunfando por la puerta grande sin tener que pasarte horas y horas en la cocina.Y lo mejor: sin tener ni pajolera idea de cocinar.

Cómo preparar los entrantes con unas buenas conservas.

Conservas Un Gourmet En La Despensa

Es facilísimo preparar unos entrantes en un pispás con unas latas de conserva. ¿Las que más triunfan? Las conservas de mejillones, berberechos y almejas y los consabidos espárragos (si ya has superado el mal trago de las hebras que acarreas desde la infancia). Customizarlos es realmente fácil y te llevará apenas unos minutos. Algunas ideas.

Cucharitas de berberechos con fresa.

Preparación con antelación: 15 min.

Necesitarás (para 4 personas): 1 lata de berberechos de buena calidad (de las de rascarse el bolsillo un poco), un puñado de fresas, 1 limón, aceite de oliva virgen extra, pimienta recién molida, germinados de cebolla/ajo/rabanito/etc. y cucharas de presentación para buffet (calcula unas cuatro por comensal).

Cómo se hace:

Distribuye las cucharitas de presentación en una bandeja de gran tamaño y ve repartiendo los berberechos entre ellas (intenta que en todas haya la misma cantidad). Lava y limpia bien las fresas y córtalas en rodajas. Distribuye equitativamente también. Antes de servir parte el limón y rocía todas las cucharitas con el zumo y unas gotitas de aceite de oliva extra virgen por cuchara. Termina con un golpe de molinillo de pimienta por cucharita y unos cuantos germinados colocados artísticamente.

Cucharas Desechables Tast Online

Ensalada de foie con escarola y jamón.

Preparación con antelación: 15 min.

Necesitarás (para 4 personas): 1 bloque de foie, 1 escarola, aceite de oliva extra virgen, 1 diente de ajo, pan de Payés o de pueblo y el mejor jamón que puedas pagar.

Cómo se hace:

El truco de servir el mejor foie del mundo está en el pan. Es así de sencillo: hazte con unas buenas tostadas de pan de payés o pan de pueblo, mucho mejores que las insípidas tostadas que venden en los supermercados y ya tendrás lo más difícil de este plato hecho. A continuación sólo necesitas poner el foie en un plato fino, rodearlo de escarola aliñada con aceite de oliva y su puntito de ajo y unas lonchas de jamón.

1280px Cutting Foie Gras

Cómo preparar un plato principal en un periquete y sin que sea una lata.

No hay ninguna duda. En estos casos no hay nada como contar con un buen confit de pato o de oca o incluso uno de cerdo. Elijas lo que elijas sólo hay una cosa difícil que hacer: decidir si lo vas a servir frío o caliente.

Confit de pato caliente

Preparación con antelación: 10 min.

En el momento: 5-10 min.

Necesitarás (para 4 personas): 150-200 gr de confit de pato por persona, 2 patatas de buen tamaño y la guarnición que más te guste (cebolla confitada, ensalada de escarola con granada, etc.)

Cómo se hace:

En el primer caso, el proceso es siempre el mismo: retiras los trozos de confit del frasco y los desembarazas de la mayor parte de su grasa (no la tires, por favor, con eso luego haremos maravillas celestiales). Pones el confit en una sartén a fuego lento para que se derrita la grasa restante y, a continuación, lo retiras con una espumadera y lo escurres bien sobre papel de cocina. En el último momento, cuando ya todo el mundo te esté lanzando miradas ansiosas porque quieren que lleves a la mesa el plato principal, dóralo en la sartén por el lado de la piel y a fuego muy fuerte. Déjalo reposar en una fuente y sirve con unas patatas que previamente hayas cortado y dorado en la grasa del confit (¿ves que era una buena idea no tirarla?), una ensalada clásica o un poco de cebolla confitada (también de conserva). Triunfo seguro.

860xnx860 Plat Jpg Pagespeed Ic Rtdl4ujbyf

Confit en frío.

Preparación con antelación: 15 min.

Necesitarás (para 4 personas): 150 o 200 gr de confit de pato por persona, 1 bote de lentejas ya cocidas de calidad extra, aceite de oliva extra virgen, sal, pimienta, cebollino o escalonias.

Cómo se hace:

En el caso de querer servirlo frío, el proceso es también muy sencillo. Sólo hay que hervir el confit durante 2 min. en agua para derretir la grasa del contorno y luego secarlo bien con papel de cocina. A continuación, lo cortas en rodajas y lo distribuyes con creatividad en una bandeja (cuánto más bonita sea, más parecerá que has trabajado). Sí, como en el caso anterior, quieres aprovechar la grasa del frasco para hacer unas patatas, fenomenal. Pero en el caso del confit frío puedes darle rienda suelta a tu creatividad y jugar con combinaciones más atípicas como una ensalada de lentejas (también en conserva) aliñada con una vinagreta de cebollino o escalonia finamente picada.

Jarret De Porc Confit Lentilles Au Petit Sale Viande

Cómo terminar con un postre de órdago (enlatado).

Hazle un homenaje a las Navidades ochenteras y apuesta por las latas de piña, de melocotón o de peras en almíbar. Pero en vez de servirlas como hacía tu abuela y caer en la Apología del Kitsch Supremo haciendo una presentación viejuna con bien de nata montada, te proponemos un par de ideas para que parezca que has trabajado de verdad.

Gratín de piña.

Preparación con antelación: 15 min.

Al grill (en el último momento): 2 min.

Necesitarás para 4 personas: 4 rodajas de piña de lata, 250 ml. de nata, 4 yemas de huevo, 4 cucharadas de azúcar (mejor si es lustre) y otras 2 de azúcar moreno.

Cómo se hace:

Abre la lata y extrae las rodajas de piña con mucho cuidado para que queden intactas. Limpia las partes negras o las que se vean más feas. Pon cada rodaja en un plato individual. Prepara la crema de leche: bate en un cuenco grande las yemas de huevo con el azúcar (blanco o lustre) con una batidora eléctrica hasta que se blanqueen. Ve añadiendo la nata poquito a poco para que se incorpore bien (en este punto puedes añadir un poco del jugo natural de la lata. Es tu elección si quieres que sepa mucho a piña o no). Reparte el resultado entre los platos con las rodajas de piña y reserva a temperatura ambiente. Antes de servir, espolvorea cada plato con azúcar moreno y ponlo a dorar 1 o 2 min. bajo el grill.

Gran S07 0543

Peras pasteleras.

Preparación con antelación: 15 min.

Al momento: 2 min.

Necesitarás para 4 personas: 1 lata de peras en conserva, ½ l de leche entera, 3 yemas de huevo, 125 gr de azúcar, 1 vaina de vainilla (o 30 gr de aroma de la susodicha), 1 cucharada de kirsch (o el licor que más te guste. No vale cerveza) y caramelo líquido ya preparado.

Cómo se hace:

Prepara primero la crema pastelera para que tenga tiempo de enfriarse. Pon la leche a calentar y añade la vaina de vainilla partida por la mitad (o el aroma). Bate las yemas con el azúcar en un cuenco aparte e incorpora un par de cucharadas de harina poco a poco. Deslía e incorpora en la leche caliente. Vierte todo el conjunto en la cacerola nuevamente y llévala a ebullición, pero a fuego moderado, removiendo sin parar hasta que se espese. Lo ideal es que hierva un par de veces y si te queda demasiado espesa puedes añadirle un chorrito de leche. En el último momento, retira la vaina de vainilla y añade el licor para perfumarlo. Distribuye el resultado en copas o platos de presentación y enfría en la nevera. En el último momento, abre la lata, extrae las peras con cuidado y parte por la mitad. Distribuye en las copas/platos y termina con un buen chorro de caramelo y lo que se te ocurra (siendo lo que se te ocurra algo comestible, por favor).

2014 10 11 Img 9999 45 1

Y si todo esto que te contamos te parece el colmo de la sofisticación siempre puedes simplificar mucho más. De entrantes, unas cucharitas de buffet con una selección de huevas (de salmón, de trucha, etc.) con brotes, unos buenos ahumados y jamón de nuestra tierra. De plato principal, un asado ya preparado, como los que la marca Cascajares ofrece en su web online (capón asado, pularda trufada...) y de postre, un helado de calidad servido con barquillos. Y así tú tendrás tiempo para dedicarte a menesteres más importantes, como pensar qué te pones, y las Navidades no serán una lata.

Fotos: Cordon Press En Trendencias|Llegan las cenas de Navidad de empresa, ¿qué me pongo?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir