Publicidad

Así serán las tiendas Ikea del futuro: en el centro de la ciudad, con jardín público en vez de parking y hotel integrado en sus instalaciones

Así serán las tiendas Ikea del futuro: en el centro de la ciudad, con jardín público en vez de parking y hotel integrado en sus instalaciones
Sin comentarios

Renovarse o morir es, más que un dicho, un mandamiento en el mundo de los negocios. Anticiparse a los cambios en el comportamiento y demandas de los consumidores es lo que marca la diferencia entre la supervivencia y la quiebra. En ese sentido, las tiendas Ikea situadas a las afueras de las ciudades están empezando a convertirse en un modelo vintage de la cadena sueca.

Desde que en 2016 la multinacional permitiera comprar a distancia a través de su tienda online, y tras la apertura de puntos de venta más reducidos en el centro de grandes ciudades como los Ikea de Goya y Serrano en Madrid, la estrategia pasa por acercar sus productos a los clientes que viven lejos de sus grandes tiendas y hacerlos más accesibles.

En estos establecimientos ya es posible pedir y recoger muebles y artículos de decoración, aunque solo están disponibles para comprar en el momento una selección reducida de los mismos. No obstante, con el modelo de tienda que Ikea está construyendo en el centro de Viena, da un paso más allá y sitúa el concepto en un lugar intermedio entre su antigua y nueva estrategia.

Accor Ikea 02

Con siete plantas y ni una plaza de aparcamiento, la idea es que los clientes se desplacen hasta las inmediaciones a pie o en transporte público. Por lo tanto, las compras de mayor volumen tendrán que entregarse a domicilio desde uno de los almacenes cercanos. Eso sí, mediante vehículos eléctricos. Aunque en algunas ciudades como Burbank, California, ya se está probando este nuevo planteamiento, será en Viena donde se introduzca en Europa.

Además, el espacio se vuelve más urbano y pasa a incluir características que se salen del uso comercial como un jardín público en su azotea. Un espacio abierto que permanecerá abierto a los ciudadanos incluso fuera del horario comercial de Ikea. Por otro lado, tampoco será la única vegetación que aportaría al paisaje ya que su estructura semiabierta está pensada para dar cobijo a alrededor de 160 árboles.

No obstante, más fuera aún de lo común resulta que sus dos últimas plantas vayan a estar ocupar por un híbrido entre hostal y hotel. Se trata de un Joe&Joe con 345 camas, restaurante, bar y una amplia programación de eventos. Las obras comenzaron el pasado 7 de enero y se espera que estén terminadas para 2021.

Fotos | Ikea.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios