Compartir
Publicidad
Publicidad

El hilo de Twitter sobre conciliación y brecha salarial con el que nos identificamos miles de mujeres (y los datos que lo avalan)

El hilo de Twitter sobre conciliación y brecha salarial con el que nos identificamos miles de mujeres (y los datos que lo avalan)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay ocasiones en las que un hilo de Twitter, apenas un párrafo dividido en pequeñas frases, consigue llegar hasta lo más profundo de un sentimiento universal, de una emoción, o resumir tan bien una situación que miles de personas que lo viven a diario se sienten identificadas con lo que allí se narra.

Es lo que nos ha sucedido con el hilo que ha iniciado en Twitter la usuaria Cronopia donde resume la vida laboral de una mujer cualquiera y cómo la brecha salarial que existe en España se ve incrementada a lo largo de los años, en parte por culpa de la conciliación, para culminar en una diferencia abismal entre la pensión que cobra una mujer y la que cobra un hombre.

No nos hemos inventado la brecha salarial, aunque nos acusen de ello en muchas ocasiones. Existe y está más que argumentada y demostrada con las últimas estadísticas y datos. Por ejemplo, según la Encuesta Anual de Estructura Salarial que recoge el informe Trabajar igual, cobrar igual elaborada por UGT la igualdad salarial sigue estando más lejos de lo que nos gustaría. En algunos casos, estamos hablando hasta de más de un 25% de diferencia por realizar el mismo trabajo.

O, por poner otro ejemplo, según los datos sobre el Mercado de trabajo y pensiones en las fuentes tributarias publicados por el Ministerio de Hacienda, la diferencia del sueldo medio entre ambos sexos es de más de 4.600 euros: 20.537 para ellos y 15.917 para nosotras. En otras palabras: el salario de una mujer representa el 85,4% del salario del hombre.

Pexels Photo 567629

Con este punto de partida es fácil entender que sean más mujeres que hombres las que decidan reducir jornada cuando llega el momento de conciliar la vida familiar con la vida laboral. Al fin y al cabo su sueldo es menor y afectará menos a la economía familiar ¿verdad? Así comienza el hilo de la tuitera Cronopia precisamente.

Pero renunciar a desarrollar una carrera profesional en las mismas condiciones que los hombres para conciliar también implica que las mujeres que optan por esta opción terminan haciéndose cargo de las tareas del hogar. Es más, según el último barómetro realizado en España por el CIS las mujeres en España siguen siendo las que asumen la mayor parte del trabajo doméstico. Además de cuidar a los niños, fregar, limpiar, comprar o cocinar siguen siendo tareas femeninas. Vamos, nada nuevo, como nos podemos seguir leyendo en el hilo de Cronopia.

Trabajar menos horas no solo implica cobrar menos, también que las posibilidades de ascender desaparezcan. En España nos encontramos con que diez empresas del Ibex 35 tienen una o ninguna mujer en sus consejos y que hasta un 33% de las empresas a nivel mundial no tienen presencia femenina en la alta dirección.

Como comenta Cronopia, los hombres siguen ascendiendo en su carrera y alcanzan puestos laborales que no solo aparejan más sueldo, también mas prestigio y ventajas sociales. Por ejemplo, en un estudio realizado por Grant Thornton en 400 empresas españolas de todas las áreas se llega a la conclusión de que la presencia femenina en los altos puestos es tan solo del 26%. Una cifra superior a la de la Eurozona, pero lejos para cumplir los objetivos que Europa se ha marcado para romper con la brecha de género.

Esa mayor desigualdad en el reparto de las tareas del hogar no desaparece con el paso del tiempo, cuando los niños se hacen mayores, sino que como vemos en ese mismo barómetro del CIS se reconvierten en otras obligaciones familiares.

Por poner solo un ejemplo, según un estudio realizado por la Fundación ACE-Barcelona Alzheimer Treatment & Research Center con una muestra de 10.000 personas y publicado en la revista 'Journal of Alzheimer's Disease' el 67 % de los cuidadores de enfermos de alzhéimer son mujeres.

Una brecha salarial sostenida en el tiempo y complicada por la conciliación que tiene como resultado final que las mujeres cobren una pensión hasta un 39,4% menor que la que cobran los hombres, una desigualdad a la que el Parlamento Europeo quiere poner fin, pero también una cifra que se ha incrementado en los últimos años, ya que según el informe The Gender Gap in Pensión in the EU en el año 2013 era del 34% en España. Efectivamente, vamos a peor.

Eso por no mencionar que si además una mujer tiene la mala suerte de divorciarse empezará su nueva vida con más desventajas que su ex pareja, un salario inferior, pero posición laboral, etc.

La terrible conclusión a la que llegamos después de leer la cadena de tweets de Cronopia y de contrastar sus reflexiones con datos para comprobar que más que de una sensación hablamos de una realidad, es que las mujeres salimos muy baratas: al comienzo de nuestra carrera laboral y al final también.

Fotos| Pexels.com

En Trendencias| Emma Stone habla de la brecha salarial en Hollywood y lo que cuenta nos deja sin palabras. ¡Bien por ellos!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio