Publicidad

Tras el debate, Hillary ya no se esfuerza en caer bien, pero con esta carta cautivará muchos corazones

Tras el debate, Hillary ya no se esfuerza en caer bien, pero con esta carta cautivará muchos corazones
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hillary Clinton no tiene la mejor de las imágenes públicas. Vamos, que no cae demasiado bien en su país. Después de su victoria sobre Trump en el primer debate televisivo, el tema parece importarle menos, pero esta semana ha salido a la luz pública un intercambio de cartas con una niña de 7 años que se ha metido a medio mundo en el bolsillo.

Jennifer Rosen-Heinz es una mujer norteamericana que, a principios de verano, se puso en contacto con el equipo de Hillary Clinton, a través de su página web para agradecerle a la candidata demócrata haber roto el techo de cristal y para explicarle cómo había influido eso en su hija Lilly, de 7 años.

Carta Madre

Hace un mes, mi hija Lilly, de 7 años, me dijo: «Quiero cambiarme el nombre por Lillary».

Yo: «¿Por qué, cariño?»

Lilly: «Para poder ser presidenta cuando crezca».

La representación IMPORTA.

Cuando un reportero de la televisión local le preguntó cuánto significaba para ella que Hillary se pudiera convertir en presidenta, dijo: «Importa un mil por cien. Hasta el infinito».

Gracias, Hillary... por romper ese techo de cristal para TODAS las niñas y mujeres de este país. Lilly sueña con hacer un cambio real, no a pesar de ser una niña, sino PORQUE es una niña, y ella sabe que sus posibilidades son infinitas.

Jennifer.

Hace una semana, Jennifer, que confiesa en el artículo donde cuenta la historia que esperaba una respuesta tipo enviada por uno de sus asesores, recibió en su buzón la respuesta:

Respuesta

Querida Lilly,

Recibí un mensaje genial de tu madre, y me emocionó saber que querías cambiar tu nombre por "Lillary" para poder ser presidenta cuando crezcas. Creo que Lilly es un gran nombre, y espero que sepas que no tienes que cambiarlo para convertirte en presidenta; si sueñas a lo grande, trabajas duro y te preocupas a fondo por las cosas en las que crees, no hay límites para lo que puedes conseguir.

Sé que puede parece mucho ahora, pero cuando crezcas y aprendas y busques tu propio lugar en el mundo, espero que pienses en cómo puedes hacer que se escuche tu voz. Di lo que piensas en tus clases, y en reuniones, cuando tengas un trabajo. Siéntete orgullosa de tus ideas. Ten confianza en el valor de tus contribuciones. Y, si el espacio en el que estás no tiene espacio para tu voz, no tengas miedo a hacerte un sitio propio. No te rindas, sobre ti misma, tus sueños, tu futuro. Puedes ser lo que quieras. Yo me puedo convertir en la primera mujer presidenta, pero tú, Lilly, podrías ser la siguiente.

Con mis mejores deseos.

Hillary Rodham Clinton.

Jennifer, la madre de Lilly, ha decidido hacer pública la carta porque cree que todas las niñas (y niños) necesitan oír lo que Hillary le dice a su hija. «Queremos que otros padres lean esta carta a sus hijos. Reemplazad el nombre de Lilly por el de vuestro hijo. Compartiendo esta carta, estamos creando el espacio para que nuestras voces se escuchen. Voces que piden retos, consideración y amor», finaliza Jennifer.

Imágenes | Scary Mommy.

En Trendencias | Debate Trump-Clinton: 13 argumentos (sin fundamento) que ya han usado para atacar a Hillary por ser mujer

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios