Compartir
Publicidad

Siete agobios de madres primerizas por los que todas las madres hemos pasado

Siete agobios de madres primerizas por los que todas las madres hemos pasado
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vas a ser madre dentro de poco y en lugar de ser el fiel reflejo de la felicidad, la paz, y la armonía como parecen que son las embarazaras de la televisión, tienes la cabeza llena de pensamientos negativos y agobios de todo tipo. Tranquila, el miedo es una sensación constante en las madres primerizas y estos agobios de los que ahora hablamos son mucho más habituales de lo que crees. Como madre de dos niños, te cuento cómo los supere (al menos en parte).

Miedo a que el bebé sufra problemas de salud o que algo vaya mal durante el embarazo

Esto es muy común. El embarazo no siempre llega a término (se producen hasta un 20-30% de abortos espontáneos), aunque a partir de la 12ª semana de embarazo podemos empezar a tranquilizarnos porque disminuye la probabilidad de abortos espontáneos. En cuanto a los problemas de salud del bebé, hoy en día está todo muy controlado, y las revisiones durante el embarazo y las ecografías permitirán ver que todo marcha según lo previsto.

Cómo superar el miedo: pregunta todas las dudas a tu doctora, bájate alguna app para hacer el seguimiento semana a semana del feto (que te permiten ver el tamaño, y cómo se va desarrollando), y mira cómo se van cumpliendo hitos uno tras otro.

El miedo al parto

Como madre por partida doble, te diré que el parto debería ser la menor de las preocupaciones de todo lo que supone la maternidad. Duele, sí, pero la epidural es una bendición (pero es un invento reciente, y nuestras madres dieron a luz varias veces sin ella), el equipo médico, matronas y pediatras de los hospitales suelen ser maravillosos, y de ese momento recordarás la emoción de ver a tu hijo por primera vez más que de si dolía o no.

Cómo superar el miedo: confía en que estás en buenas manos, no te pierdas las clases preparto (son más importante de lo que crees, e incluso se convierten en una terapia de madres primerizas) y veras que tú podrás ser capaz de ello perfectamente. Millones de mujeres lo han hecho antes que tú, y la humanidad aún no se ha extinguido.

¿Dolerá la lactancia?

Tras el parto, la lactancia suele ser la siguiente de nuestras preocupaciones. Es un proceso totalmente nuevo para nosotras, y muchas veces dudamos de que seamos capaces. La lactancia no tiene por qué doler si lo haces correctamente.

Cómo superar el miedo: hay un libro maravilloso sobre lactancia, Un regalo para toda la vida, de Carlos González, que eliminará tus prejuicios, te informará de todo lo que tienes que saber para dar el pecho y resolverá tus dudas. Cuando estés dando el pecho, si te duele o tienes algún problema pregunta a las matronas o a mujeres expertas en lactancia, hay grupos de apoyo gratuitos como la Liga de la Leche que te ayudarán.

¿Voy a ser buena madre?

No vas a ser la madre perfecta, pero nadie lo es, y desde luego serás la mejor madre de tus niños. Aunque no te gusten los niños, aunque jamás hayas cogido en brazos un bebé, aunque no sepas cómo se cambia un pañal, lo acabarás haciendo bien. Creo que es más instinto de supervivencia que instinto maternal, pero ocurre. El amor y la responsabilidad hacia tu hijo hace que, llevándote por la intuición y de manera natural, cuides a tu bebé perfectamente.

Cómo superar el miedo: apóyate en tu familia, en amigos, en tu pareja, pero sobre todo, ten claro que la madre eres tú y quien toma las decisiones también. Habrá días que te sientas abrumada como madre primeriza, pero todo se pasa, hasta las noches sin dormir. Repite los mantras que te hagan ganar en seguridad.

¿Recuperaré mi silueta previa al embarazo?

Cuesta reconocer tu cuerpo tras dar a luz, pero recuerda ha hecho algo tan mágico como crear vida. Dale tiempo a recuperarte, si tardaste nueve meses en dar a luz, tardarás otro tanto en ir perdiendo peso. Y al final todo vuelve a su sitio (incluso el pecho tras la lactancia).

Cómo superar el miedo: llevar una alimentación sana y hacer ejercicio de manera regular es algo que te ayudará a cuidar tu salud en todas las etapas de la vida, y en el embarazo y el postparto, aún más. Sobre todo, no te compares con las modelos de Victoria's Secret que salen a desfilar en bikini semanas después de dar a luz ¡son de otro planeta!

¿Y si el bebé enferma?

Los recién nacidos son muy delicados. En cuanto tenga algo de fiebre o vomite entraremos en pánico. Pero tras varias visitas a urgencias veremos que la mayoría de los síntomas son normales y habituales. Su sistema inmunológico irá cogiendo fuerzas poco a poco.

Cómo superar el miedo: habla con tu pediatra de todo lo que te preocupe, vigila los síntomas, cumple el calendario de vacunas y si puedes, dale la mejor medicina preventiva que existe, la lactancia materna.

Volver a trabajar cuando se acabe la baja maternal

Tener un hijo cambia todos tus esquemas y tus rutinas. No es lo mismo trabajar y cumplir unos horarios sin tener hijos, que teniéndolos. Y tendrás que compatibilizar de la mejor manera posible tu carrera profesional con la vida personal, sabiendo que nunca estarás al 100% en ninguna de las dos, lo que suele generar mucho estrés en las madres recientes.

Cómo superar el miedo: intenta organizarte de la mejor manera con tu pareja, tu familia, y con los horarios de la guardería. No pasa nada por delegar responsabilidades y por no ser capaz de llegar a todo. Las madres solemos convertirnos en excelentes personas multitarea pero hay días en los que, simplemente, no puedes más. No te metas presión.

Foto | Instagram @chiaraferragni

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio