Compartir
Publicidad

Madres trabajadoras: humor y maternidad en la serie de Netflix ideal para padres primerizos

Madres trabajadoras: humor y maternidad en la serie de Netflix ideal para padres primerizos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cinco episodios de los trece que tiene esta primera temporada nos han bastado para enamorarnos de esta comedia canadiense. Madres trabajadoras no solo es una serie llena de humor, sino un retrato de cómo es la vida de un grupo de mujeres trabajadoras que acaban de ser madres y retoman su vida laboral. Netflix esconde una nueva joya oculta, una sitcom perfecta para padres primerizos.

En los primeros tres minutos del episodio piloto se habla de lo que significa que termine la baja por maternidad, de la depresión post parto, del miedo a volver a trabajar después de meses siendo solo madres y de cómo se queda el pecho de una mujer tras la lactancia. Solo tres minutos para tocar cuatro temas que interesan a las madres, y hacerlo con mucho humor.

Una serie en Netflix para “nuevos padres”

Como ocurre con muchas series de Netflix, es imposible catalogarlas en un único género. Esta sitcom no es solo una comedia, sino un drama que trata temas relacionados con la maternidad, las parejas o las relaciones laborales. La trama se centra en los nuevos padres, madres en su mayoría primerizas que se enfrentan a la maternidad como pueden.

La conciliación es uno de los temas que se ven retratados en el personaje de Kate Foster (Catherine Reitman), una publicista con una gran carrera profesional que después de tener a su primer hijo no quiere renunciar a que su trabajo siga la misma trayectoria ascendente que tenía antes de quedarse embarazada.

Su vuelta al trabajo, sus dificultades intentando ser una mujer trabajadora y una madre ejemplar y sus deseos de quererlo todo nos hacen no solo reír, sino reflexionar sobre lo que significa ser madre, mujer y trabajadora, todo al mismo tiempo.

El retrato de la maternidad del siglo XXI

Madres Trabajadoras Netflix Series Maternidad

Cualquier tema puede encajar a la perfección en este grupo de madres urbanitas de clase media, que se reúnen una vez a la semana para “aprender juntas”. Desde los celos de una niñera que conecte con tus hijos más de lo que crees conectar tú, hasta el sexo después de parto, las relaciones de pareja, la lactancia durante tu vuelta al trabajo o el miedo propio de muchos momentos de la maternidad.

El cansancio, la falta de sueño, la culpabilidad, el miedo, mezclados con la ternura, el amor o la realización personal. Sentimientos encontrados que esta serie dedicada a la maternidad mete en una coctelera con un poco de humor y algo de drama. ¿El resultado? Una propuesta divertida con mucho que decir de la que ya podemos ver en Netflix los primeros 13 episodios de su primera temporada.

Madres trabajadoras, que se estrenó en CBC Television en 2017, ha llegado a Netflix en silencio convirtiéndose en una nueva joya oculta. Va por su tercera temporada (recién estrenada en Canadá) y está protagonizada por Catherine Reitman, actriz que también es creadora y directora, Jessalyn Wanlim , Dani Kind y Juno Rinaldi.

De momento solo está disponible en Netflix la primera temporada de esta serie perfecta para los padres primerizos, los que aún no somos padres y cualquiera que quiera pasar un rato entre risas. Y como son capítulos de 20 minutos, lo tenemos claro: maratón a la vista.

Foto | Workin' mums

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio