Publicidad

El aplaudido anuncio emitido en los Globos de Oro que muestra la realidad de la lactancia materna sin censura

El aplaudido anuncio emitido en los Globos de Oro que muestra la realidad de la lactancia materna sin censura
Sin comentarios

Cada mujer que decide ser madre vive la experiencia de tener hijos a su manera aunque tradicionalmente hayan intentando imponernos un modelo idealizado al que aspirar. Y es que la maternidad puede ser uno de los periodos más felices, mágicos e irrepetibles de la vida, pero también uno de los más aterradores. Es normal, nuestras vidas y cuerpos cambian drásticamente y, como sucede en el anuncio de una marca de productos para el postparto que se ha emitido esta madrugada durante los Globos de Oro, puedes llegar a preguntarte si de verdad quieres a tu bebé tras haberte pasado la noche levantándote para amamantarlo. Por su honestidad, Frida Mom consiguió meterse a las espectadoras en el bolsillo, que por fin han visto representada su realidad en la publicidad de los productos que quieren venderles.

No estamos acostumbrados a ver la lactancia de una forma tan directa y explícita en televisión como sí hemos podido, por fin, hacerlo con este anuncio. De hecho, el año pasado otro spot de la misma marca fue rechazado para emitirse durante la ceremonia de los Oscars por contener "desnudez parcial" y ser "demasiado gráfico". Por suerte, no ha sido así en esta ocasión, donde ha quedado retratado sin censura ese momento tan natural y cotidiano en el que una madre le da el pecho a su hijo.

La lactancia tiene muchas ventajas. Según la OMS, les pasamos anticuerpos a nuestros bebés a través de la leche materna. Pero tampoco es el paraíso que nos intentan vender matronas y folletos: irritaciones y grietas en los pezones, mastitis, pasarse el día enganchada al sacaleches... Es larga la lista de motivos por los que muchas mujeres deciden cambiar la teta por el biberón, entre presiones y juicios morales. No obstante, aquellas que deciden amantar son invisibilizadas, siendo hacerlo en público uno de los problemas más comunes a los que todavía deben enfrentarse las madres.

Es en todos estos puntos donde reside la importancia del anuncio de Frida Mom, más allá de que su objetivo sea el de vendernos algo como cualquier otro (en este caso, productos para el cuidado de los senos). Poder ver en la pantalla los pechos con estrías, los pezones irritados, las ojeras profundas y las caras de extenuación de las mamás que lidian con la lactancia en una sociedad con unas expectativas tan altas puestas en ellas es poderoso para acabar con sus consecuencias: un sentimiento de incompetencia, de no ser buenas madres.

"¿Soy buena madre si paro ahora?", "Las buenas madres deberían saber cómo hacer esto"... son algunos de los pensamientos que se recogen en los 30 segundos que dura el clip y que dan voz en prime time a una realidad dolorosa que se vuelve aún más complicada cuando se esconde y que nos lleva a pensar que nosotras debemos ser las únicas a las que nos pasa.

En Twitter, el anuncio ha tenido muy buena acogida con comentarios de espectadores afirmando que "la normalización de los problemas de la lactancia" es lo que más les ha gustado de toda la gala y ha sido descrito como "dulce, real y maravilloso". Así que esperamos ver más pronto.

Fotos | @fridamom

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio