Compartir
Publicidad

Alexander McQueen Otoño-Invierno 2009/2010 en la Semana de la Moda de París

Alexander McQueen Otoño-Invierno 2009/2010 en la Semana de la Moda de París
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Inquietantemente genial. Alexander McQueen no nos brinda ningún rayo de esperanza para el próximo Otoño-Invierno 2009/2010 pero todo su pesimismo lo convierte en una verdadera obra de arte. Hay exceso de dramatismo y eclipsa la puesta en escena, pero sin maquillaje y teatro encima de la pasarela, lo que queda, los vestidos, siguen siendo desarmantemente excepcionales.

Nada que se salga de los parámetros estéticos de un McQueen muy dado a lo gótico, a lo oscuro, a los cuentos, pero sobre todo, a la Alta Costura más que al prêt-à-porter, porque lo suyo no es bien bien un “listo para llevar” al uso, la mayoría de sus prendas parecen más bien un precioso disfraz.

Surrealista, exagerado, rozando lo absurdo, Alexander nos despierta de un sueño muy real y nos sumerge en un universo improbable pero lúcido.

Y es que su desfile más que un catálogo de propuestas es una sobredosis de creatividad y lo divertido es que debajo de todo eso que capta nuestra atención a primer golpe de vista (el maquillaje exagerado, las poses, los complementos tipo sombrero paraguas, etc…) y que parece puro delirio, es de lo más normal. ¿Qué me decís sino de estos maravillosos trajes de chaqueta de pata de gallo?

¿O este otro abrigo con tintes regios tan propios de McQueen?

Desde luego si os hubiera puesto por ejemplo este modelito en uno de mis post de adivinar el diseñador, muchos igual hubiérais dicho que es Comme de Garçons, pero a Alexander enseguida se le ve el plumero y por mucho que intente disimularlo: su sello es su sello.

Rayas, cuadros, rombos, elementos rocambolescos, casi circenses, pero dominio del punto y del paño, así como de los colores, por muy oscuros que éstos sean, como ninguno.

Los estampados (los motivos que tengan que ver con las aves le fascinan como buen inglés que es), y sobre todo, la piel (teñida, en chaquetones, o en sus ya míticas botas de superheroína, que ahora viene en versión plataforma), son sus elementos más recurrentes.

Así com su fuerte siguen siendo los vestidos de noche, sobre todo, aquellos elaborados a base de plumas (otro de su sellos permanentes).

Gracias Alexander por ser tan excéntrico.

En Trendencias | Alexander McQueen para Target, primeras imágenes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos