Publicidad

Volver a cocinar en casa: cinco recetas fáciles para empezar a elaborar alimentos caseros para tu bebé
Dietas y Nutrición

Volver a cocinar en casa: cinco recetas fáciles para empezar a elaborar alimentos caseros para tu bebé

Publicidad

Publicidad

Nuestro estilo de vida ha cambiado y eso lo podemos notar en nuestro de vida, en cómo y a qué dedicamos nuestro poco tiempo libre. Con ello también ha cambiado la forma que tenemos de comer. Y es que debido a la falta de tiempo, cada vez cocinamos menos en casa y tiramos mucho más de alimentos precocinados, ultraprocesados y alimentos ya listos para comer.

Esto afecta a nuestra alimentación, pero también a la de nuestros pequeños. Sin embargo, nos estamos volviendo más conscientes de lo importante que es volver a cocinar nuestra comida para poder alimentarnos más sano. Tanto es así que Pinterest considera que los alimentos caseros para bebé serán tendencia este 2020. Es el momento de volver a cocinar en casa y alimentar más sano a toda la familia.

Los beneficios de los alimentos para bebé hechos en casa

Se recomienda que hasta los seis meses los bebés se alimenten únicamente de leche. A partir de esa edad ya se pueden comenzar a incluir otros alimentos en la dieta de nuestros pequeños. Para ello, lo más habitual es hacerlo por medio de papillas, preferiblemente, papillas caseras.

Entre otras cosas, parece que los bebés alimentados con papillas y comida casera aprenden a disfrutar del sabor de una variedad mayor de alimentos y de texturas lo que prevendrá futuros problemas con la comida. Además, las investigaciones sugieren que podría influir en que tuvieran un peso corporal más bajo y saludable, así como menos grasa corporal, a largo plazo.

Sophiaskitchen World 82944346 2593651524294044 6907564484777223721 N

Por ello, lo ideal es que cocinemos las papillas y alimentos de nuestros hijos en casa e incluyamos alimentos propios de una dieta variada, frutas, verduras, carne, aves, pescado y huevo - siempre en el orden que nos recomienden ir haciéndolo para evitar alergias e intolerancias -.

Algunos básicos para alimentar a nuestros bebés con comida casera

Empezaremos ofreciendo los alimentos nuevos uno a uno y por ello es importante que comencemos con los de fácil digestión. Para cocinar es mejor que los alimentos estén hervidos, cocinados al vapor o al horno. Los alimentos cuando más frescos y de temporada mejor, evitando añadir azúcares o sal a los platos.

Eso sí, al cocinar los alimentos de nuestros bebés en casa debemos recordar evitar alimentos ricos en nitritos, como las acelgas, la remolacha, las espinacas o el nabo hasta los 10 meses del bebé. Con esto en mente podemos hacer algunas recetas sencillas, cocinando los alimentos en casa para los más pequeños de nuestra casa.

Papilla de manzana y peras cocidas

Si el o la pediatra ya permite que nuestro bebé consuma miel, esta papilla de manzana y peras cocidas les encanta y es muy sencilla de realizar. En cualquier caso, podríamos evitar la miel, pero añade algo de dulzura que la hace muy sencilla de comer para nuestros pequeños. Se elabora en el microondas para mantener todos los nutrientes y hacernos la vida mucho más sencilla sin necesidad de tirar de potitos ya preparados.

Natillas caseras

Natillas

Si ha habido un postre que me ha hecho feliz durante mi infancia - y el resto de mi vida, para qué vamos a engañarnos - han sido las natillas. Por eso mismo uno de los platos que más querré cocinar para mis hijos serán las natillas. Nuestros compañeros de Directo al Paladar nos proponen una receta de natillas caseras. Se hacen en cinco minutos y se dejan cocer 25. En cualquier caso, antes de dársela a los pequeños siempre consultaremos con nuestro pediatra si pueden consumir todos los ingredientes que contienen.

Arroz con pollo y patatas

Si nuestros bebés ya puedes consumir pollo, patatas y arroz, este puré de arroz con pollo y patatas es una forma excelente de mezclarlo todo y darles una papilla muy nutritiva. Además, es un puré muy suave, con un sabor muy rico que lo hace llamativo para nuestros bebés. Una de las ventajas que tiene es que podemos ir añadiendo ingredientes diferentes, en base a lo que empiecen a comer los niños.

Cremosa salsa con coliflor escondida para pasta

El momento de incluir coliflor en la alimentación de nuestros pequeños suele ser conflictivo y podemos correr la tentación de acudir a alimentos precocinados o potitos que vienen preparados, porque sabemos que esconden mejor el sabor. Sin embargo, no es necesario. Esta receta de salsa cremosa con coliflor es estupenda para mezclarla con pasta y que nuestros bebés empiecen a habituarse a la coliflor poco a poco. Además, controlaremos nosotros los ingredientes que utilizamos y siempre será más saludable.

Potito de pollo y verduras

Potito

Mezclar las verduras con otros alimentos más sabrosos y que gusten más a los niños es el truco más utilizado desde que el mundo es mundo. Y no es de extrañar, más que nada porque funciona. Así que cuando estamos empezando a introducir verduras a los pequeños, podemos elaborar en casa potitos como este de pollo y verduras que nos sugieren los compañeros de Bebés y más. Se elabora en 30 minutos, es muy sencillo de hacer y resulta muy saludable. 

Imágenes | Unsplash, @sophiaskitchen.world, Directo al Paladar, Bebés y más

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios