Marilyn Monroe tenía endometriosis: así fue como el mundo falló en ayudarla a tratarlo

Marilyn Monroe tenía endometriosis: así fue como el mundo falló en ayudarla a tratarlo
Sin comentarios

La endometriosis es una enfermedad caracterizada por el crecimiento fuera del útero de un tejido similar al revestimiento de este órgano, lo que provoca dolor, infertilidad o ambos. Según datos de la OMS, esta enfermdad afecta aproximadamente al 10% (190 millones) de las mujeres y niñas en edad reproductiva en todo el mundo. Aunque en los últimos años, celebs como Alexa Chung o Lena Dunham han hablado públicamente y en primera persona sobre esta condición, no siempre ha sido así y ha sido una condición invisibilizada durante mucho tiempo. De hecho, la mismísima Marilyn Monroe tuvo que vivirla en un silencio y desconocimiento que habría podido influir directamente en su muerte prematura.

Aunque ahora disponemos, rápidamente y a golpe de click, de pruebas para desmontar a quien no quiera creerse que la endometriosis es más que un “dolor de regla”, lo cierto es que se trata de una enfermedad que es realmente compleja y sobre la que todavía se desconocen muchos aspectos. Así que imagina cómo debía ser sufrirla en la época en la que la actriz triunfaba en la gran pantalla.

Retrasos en los rodajes por los dolores que padecía y que hacían que se la tacharan de diva, doce abortos, varias operaciones, uso de potentes analgésicos... Su biógrafos argumentan que vivió un auténtico calvario. De hecho, se conservan como prueba hasta unas radiografías que fueron subastadas en 2010 por 36.600 euros.

Se trata de tres radiografías que Marilyn Monroe se hizo en el hospital Cedars of Lebanon, en Florida, en noviembre de 1952. Allí fue admitida para someterse a una cirugía por una supuesta apendicitis, aunque se cree que, en realidad, escondía de cara a la galería una intervención relacionada la enfermedad que le causaba unos dolores insoportables.

Monroecirca1953

Se sabe que, hasta 1960 (dos años antes de su muerte), el recurso más puntero para controlar los casos severos de endometriosis era la extirpación de los ovarios. Este procedimiento tenía la finalidad de eliminar la estimulación periódica del tejido endometrial. Sin embargo, la intérprete se negó a someterse a dicha cirugía porque quería ser mamá y lo intentó en varias ocasiones pero todas acabaran con la perdida del feto.

De hecho, se apunta y documenta en varias biografías sobre Monroe, que la estrella de Hollywood, que desconfiaba de los médicos, entró al quirófano en aquella intervención con una nota sobre su vientre en la que pedía que por favor, no le extirparan los ovarios. Los cirujanos obedecieron.

Así que, la única alternativa que le quedó para tolerar el dolor crónico fue el uso de narcóticos, que la llevarían finalmente a la sobredosis. Además, a pesar de la imagen de sex symbol elaborada por los publicistas de Hollywood (y que perdura hasta la actualidad), los síntomas de la enfermedad hicieron que la vida sexual de monroe fuera poco placentera e incluso dolorosa debido a la dispareunia.

El también actor Tony Curtis, con quien mantuvo un affaire, ha aireado sus intimidades sexuales en diversas entrevistas y biografías, llegando a contar que "en la cama, nunca estaba seguro, ni antes, ni durante ni después, de dónde tenía la cabeza" y a burlarse de ella diciendo que "hacerle el amor era como besar a Hitler".

Por otro lado, parece que, en su trabajo, la endometriosis le valió ganarse mala fama detrás de las cámaras. El director Billy Wilder, en una entrevista, describió le rodaje de Con faldas y a lo loco como desesperante debido a una Marilyn Monroe desconcentrada, que llegaba tarde al rodaje y exigía caprichos desmesurados, a su juicio.

En un artículo publicado en el Journal of Human Reproductive Sciences, el doctor Ian Fraser apunta que, para la actriz, "la condición fue tan severa que destrozó sus matrimonios, su deseo de tener hijos, su carrera y, por último, su vida, Antes de la llegada de cirugías conservadoras efectivas y terapias médicas seguras, la enfermedad la llevó a un uso progresivo de analgésicos muy fuertes, tranquilizadores y fármacos hipnóticos y dependencia a las drogas".

Fotos | Netflix

Temas
Comentarios cerrados
Inicio