Compartir
Publicidad

Una fórmula de maquillaje para cada tipo de piel (I)

Una fórmula de maquillaje para cada tipo de piel (I)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo de las bases de maquillaje cada vez es más amplio y cada vez nos cuesta más decidirnos por una. No sólo es difícil elegir y encontrar el tono adecuado que se funda con nuestra piel sino que también nos encontramos distintos tipos de fórmulas: en crema, barra, polvos… cada fórmula está indicada para un tipo de piel o necesidad.

En los próximos días vamos a analizar cada tipo de maquillaje para que puedas encontrar el que mejor se adapte a tu tipo de piel. Hoy comenzaremos con dos formulaciones bastante utilizadas en el maquillaje, como son la hidratante con color y la fluída.

Hidratante con color

Su cobertura es mínima porque son fórmulas muy ligeras con poca cantidad de pigmentos, su acabado suele ser muy natural y unifican el color del rostro pero como su capacidad cubriente es escasa pues no cubre manchas ni pequeñas imperfecciones.

Las hidratantes con color son ideales para personas con una piel “limpia”, sin demasiadas imperfecciones que cubrir. También son adecuadas para un tipo de piel seca o normal, ya que son bastante untuosas. Su resultado es casi imperceptible y mejoran mucho el aspecto de la piel, proporcionando luminosidad y frescura.

Se aplican con las yemas de los dedos por todo el rostro y trabajando la zona que se junta con el pelo, aletas de la nariz y orejas para que no se acumule el producto. Para las personas que prefieran un resultado más mate pueden aplicarse un poco de polvos sueltos por la zona T.

Fluída

Su cobertura es ligera a medias, unifica el rostro y disimula los tonos desiguales de la piel, pero al ser tan fluido no cubre del todo las manchas ni camufla las imperfecciones. Esto lo podemos solucionar usando más capas de maquillaje llegando a cubrir bastante pero siempre con cuidado porque si aplicamos mucha cantidad se acumula el maquillaje en los poros y no queda natural.

Las bases fluídas son las más utilizadas y las que más posibilidades nos dan, son ideales para todo tipo de pieles, para las pieles grasas (hay formulas sin aceites) y para las pieles secas con agentes hidratantes y emolientes.

Se pueden aplicar con los dedos como hacen los profesionales o te pudes ayudar con una esponjita o un pincel, aplicaremos producto en la frente, nariz y barbilla e iremos difuminando por el resto del rostro. No olvidar aplicar el producto en las orejas y el cuello.

Algunas bases para pieles grasas pueden ser la Facefinity de Max Factor o la base Matte Silk de Giorgio Armani y para pieles secas Diorskin Fluide de Dior o el Teint Fluide Universel de Chanel.

No perdáis de vista esta serie de posts, próximamente hablaremos de más tipos de maquillaje y a qué tipo de pieles conviene.

En Arrebatadora | Trucos para que la base de maquillaje te quede mejor, Cómo corregir la nariz con maquillaje

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio