Publicidad

Probamos el Burlesque: en forma bailando como en un cabaret
Belleza

Probamos el Burlesque: en forma bailando como en un cabaret

Publicidad

Publicidad

Para estar en forma, sobre todo si venimos de una vida sedentaria, debemos encontrar actividades que nos gusten y que no suponga un "castigo" para nosotras, que nos motiven y que no nos hagan abandonar al tercer día. A algunas les gustan las clases cañeras como el spinning o el Body Combat, pero si lo vuestro es el baile, os recomiendo que probéis las clases de Burlesque: movimiento e interpretación, todo en uno.

Hace un par de semanas pude probarlas en el gimnasio Virgin Active de Capitán Haya, en Madrid, y quedé encantada con el resultado. A continuación os cuento cómo es una clase, cuáles son sus beneficios, con qué música se trabaja y cómo podéis prepararos para una clase de Burlesque.

¿Qué es el Burlesque?

Básicamente, el Burlesque es la unión del baile con la interpretación. esto es importante porque sin ese componente de expresión corporal y facial nos plantamos en una clase de baile convencional. En el Burlesque, inspirado en el cabaret y los musicales de todas las épocas, además de bailar hay que convencer al público (al espejo en este caso) de lo que estás interpretando.

Seguro que nada más leer la palabra "Burlesque" muchas de vostras habéis pensado en la famosa película del mismo nombre de hace unos años, con Cher y Christina Aguilera como protagonistas. Pero es mucho más que eso: nos remontamos al período de entreguerras en Berlín, con la gran Liza Minnelli en su papel de Sally Bowles en Cabaret, a la elegancia de Marlene Dietrich en los años de la Segunda Guerra Mundial, hasta llegar al musical más moderno con temas del film Chicago, entre otros.

La dificultad de esta disciplina se encuentra en saber encontrar la expresividad de las distintas divas del cabaret (muy explosiva en la Minnelli, más contenida en Dietrich y elegante en Zeta-Jones, por poner un par de ejemplos) e intentar reproducirla. Lo que podríamos llamar "meterse en el papel" en un número de teatro musical. Obviamente no todos los temas en una clase son de la misma artista, así que hay que tener versatilidad y saber cambiar de registro rápidamente.

¿Cómo es una clase de Burlesque?

Para recibir una clase de Burlesque no necesitas nada especial (yo la hice en pantalón deportivo y zapatillas) aunque sí es recomendable utilizar un zapato que deslice sobre el suelo para facilitar los distintos pasos que se van a realizar (las deportivas no son una buena opción, ya que tienen suela de goma que se agarra al piso). La ropa un poco ajustada es mejor para poder observar bien los movimientos, pero no es imprescindible.

En la clase a la que yo asistí, de la mano de Mari Ángeles Calleja, comenzamos con temas que solicitaban más interpretación, como Cabaret de Liza Minnelli, para continuar con números que demandaban más esfuerzo físico, baile y coordinación. He de decir que me vine arriba con el Cell Block Tango de Chicago, uno de mis musicales favoritos, y ahí ya estaba dándolo todo como si estuviera en el mítico club del estado de Illinois.

También disfrutamos de algunos temas modernos de Tom Jones, como Sex Bomb o Kiss, donde salió a relucir nuestro lado más sexy y sinvergüenza. Y terminamos volviendo a la calma con la versión de Michael Bublé de Feeling Good, un temazo. Como veis, música muy distinta y de diferentes épocas para una clase divertídisima y muy enriquecedora.

¿Qué trabajamos en una clase de Burlesque?

Sobre todo se da importancia a la interpretación, y para poder meternos en el papel de todas las divas lo mejor posible lo más importante es conocer y estar a gusto con nuestro propio cuerpo. Fuera vergüenzas y limitaciones: cuando la música suena hay que disfrutar del momento y dar lo mejor de nosotras mismas. Es una hora de liberación, de creatividad, de diversión y un momento para nosotras.

A nivel físico se trabaja mucho la coordinación, el ritmo y la flexibilidad. Estás una hora moviéndote de aquí para allá, de modo que el componente aeróbico está ahí. El trabajo predominante es el de piernas, incluyendo algunos gestos como las sentadillas y los lunges a la hora de agacharnos, pero también trabajamos los brazos con la expresión corporal.

Una actividad muy divertida, apta para todos los públicos y perfecta para el día de descanso activo y para combinarla con otras actividades más exigentes a nivel físico, como entrenamiento con pesas o entrenamiento aeróbico.

¡Os animo a que la probéis y nos contéis vuestra experiencia!

Imagen | Thinkstock
Vídeos | Орлин Вълчев, Jasmine Bielfeldt
En Trendencias Belleza | ¿Cardio o pesas para tener un cuerpo 10?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir