¿Nueva en el gym? Los cinco errores que debes evitar en tu entrenamiento

¿Nueva en el gym? Los cinco errores que debes evitar en tu entrenamiento
Sin comentarios

Es posible que uno de tus propósitos de este nuevo curso sea ponerte en forma, y para ello nada mejor que apuntarte al gimnasio. ¡Enhorabuena! Si ya has hecho eso, has dado un gran paso. Y para que ese paso sea el primero de muchos que te lleven hasta tu objetivo, te contamos cinco errores que debes evitar si eres novata en el gym.

Si es tu primera vez en un gimnasio, quizás los primeros días te encuentres un poco perdida: ¡no te preocupes! Los gimnasios están llenos de gente muy sociable, y los instructores estarán encantados de ayudarte. Además, con esta pequeña guía de errores a evitar tendrás ya mucho ganado.

Error número 1: querer hacer todo en un día

El primer día llegas rebosante de energía al gimnasio: ¡te has decidido a empezar y quieres probarlo todo! Las máquinas de ejercicio cardiovascular, las máquinas de musculación, las clases de Pilates, el Body Combat, el Zumba y, si hay piscina, pues también. ¡Para el carro! Mejor vayamos poco a poco...

Si tu gimnasio tiene muchas clases colectivas y no sabes muy bien a cuál entrar es mejor que dediques las primeras semanas a probarlas para ver cuál te gusta más, pero mejor una cada día. Dedícale también un rato a explorar la sala de musculación, ver cómo funcionan las cintas, conocer de qué materiales dispone el gimnasio... Organízate y ve poco a poco: tu cuerpo te lo agradecerá.

Si te empeñas en probar todo el primer día lo que seguro que conseguirás serán unas agujetas de campeonato y no volver al gym hasta la semana que viene. Tranquila, hay tiempo para todo.

Error número 2: evitar la sala de musculación

Tanto si tu objetivo es bajar unos kilos, como si quieres tonificar y dar forma a tu cuerpo, es necesario y muy beneficioso que trabajes con las máquinas de la sala de musculación. Quítate de la cabeza la idea de que si tocas una pesa te pondrás como Schwarzenegger, porque eso no va a ocurrir: al contrario, el trabajo en sala modelará tu cuerpo evitando la flacidez.

Si no estás segura de qué máquinas debes usar o de cómo funcionan, pregunta al personal del gimnasio: están ahí para ayudarte, para explicarte qué es lo mejor para ti. No tengas miedo de no saber: todos hemos empezado desde cero, así que fuera timidez y pregunta.

Error número 3: el gimnasio lo justifica todo

Este es uno de los grandes errores que mucha gente comete, sobre todo si nos apuntamos al gimnasio con la idea de perder peso. "He corrido media hora en la cinta, así que me puedo comer tres donuts al salir del gym". ¡Ojo! No descuides tu alimentación sólo porque has comenzado a hacer ejercicio.

Recuerda que los progresos con tu cuerpo están basados en tres pilares: ejercicio, alimentación y descanso. Si uno de ellos falla, nuestros objetivos se alejarán. Come lo que necesites y lleva una alimentación equilibrada y sana: comer bien es un básico si quieres ver cambios.

Error número 4: no registrar tus progresos

Como hemos visto en anteriores posts, es muy importante para conseguir un objetivo grande que nos fijemos pequeñas metas a corto plazo, sobre todo a nivel de motivación. Por eso es importante que sepas de dónde partes y cómo vas evolucionando con el tiempo.

Es recomendable que una vez al mes compruebes cuánto has avanzado: pésate y, más importante aún, tómate tus medidas (pecho, cintura y caderas). Muchas veces la báscula es traicionera, pero las medidas no mienten. Sobre todo, ten en cuenta que al comenzar a hacer ejercicio ya hay algo que has ganado y que es más importante que todo lo demás: salud.

Error número 5: encerrarte en ti misma

Los gimnasios son uno de los lugares donde es más fácil socializar: ¡aprovéchalo! Ojo, porque esto no quiere decir que vayas al gimnasio únicamente a charlar con las amigas, pero sí es beneficioso que conozcas a la gente y que cultives nuevas amistades. Los socios de tu gimnasio tienen cosas en común contigo: probablemente sean de la zona, también las interesa el deporte... No te quedes en un rincón y aprovecha la oportunidad de conocer gente nueva.

Además, seguro que hay mucha gente que también ha comenzado ahora con el deporte: podéis echaros una mano unos a otros. Y los veteranos pueden ser de mucha ayuda a la hora de explicarte algún ejercicio que desconozcas, contarte qué tal es la clase de spinning a la que aún no te has atrevido a entrar... Compartir experiencias y ayudarnos unos a otros es una de las mejores partes de formar parte de un gimnasio o club deportivo.

¡Espero que esta pequeña lista os sea de ayuda! Y ahora... ¡a entrenar!

Imagen | Victoria's Secret En Trendencias Belleza | Nuevo curso: fija tus objetivos para obtener resultados y sé la envidia de tus amigas

Temas
Comentarios cerrados
Inicio