Publicidad

Michelle Obama y sus brazos definidos

Michelle Obama y sus brazos definidos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Michelle Obama es sin duda alguna una de las mujeres más que más ha dado que hablar en los últimos tiempos, primero por ser la mujer de quien es y segundo por demostrar un muy buen gusto a la hora de vestir.

Centro de atención de millones de ojos día sí y día también, nunca puede descuidar su aspecto para seguir siendo una mujer arrebatadora, sobre todo ahora que ha llegado a los 45 años.

Lo primero que puede llamar la atención a simple vista es que debido a su complexión fuerte, sus brazos son robustos y a pesar de acercarse a los 50 años en ninguna imagen se ha podido ver unos brazos flácidos o con pliegues, las denominadas alas de murciélago que suelen aparecer a esas edades. Es más, gusta de no proteger esa zona y siempre la lleva al descubierto.

Si llegas demasiado tarde y esos pliegues y flacidez ya han hecho aparición en tus brazos, no te preocupes, tiene solución y nuestra compañera Carolina ya nos habló de las alternativas que puedes encontrar para que tus brazos vuelvan a estar definidos.

Si por el contrario tus brazos no están flácidos pero quieres endurecerlos más o cuidarlos para que pasados unos años sigan conservando ese buen estado te interesará saber algunos de los consejos y ejercicios que Michelle Obama suele practicar a diario.

michelle-obama-wu2a.jpg

Y es que su entrenador personal en una entrevista concedida a la revista Women's Health, revela el plan de entrenamiento que ha llevado a Michelle Obama a tener ese aspecto. Ejercicios con pesas son fundamentales, por ejemplo este ejercicio en el que de pies, con brazos estirados y palmas de las manos hacia adentro, con una mancuerna en cada mano elevamos los brazos hasta la altura de los hombros, alternando los brazos.

Otro ejercicio sencillo es coger una barra a la altura del pecho y bajar los brazos sin despegar los codos del cuerpo, con el antebrazo mirando hacia abajo, un ejercicio que debe repetirse de tres a quince veces en dos o tres series.

Pero a pesar del ejercicio ya sabéis que sin cuidar la alimentación no hacemos nada. La alimentación deberá ser rica en frutas y verduras, donde las bebidas azucaradas están prácticamente prohibidas y que decir de las hamburguesas y patatas fritas, (las cuales a Michelle Obama les encanta y confiesa comer de vez en cuando).

El último consejo será practicar algún ejercicio como el salto con cuerda e incluso kickboxing, deporte que parece que la primera dama gusta de practicar. No es de extrañar por tanto su aspecto arrebatador.

Vía | La Vanguardia En Arrebatadora | El corte de pelo a lo garçon de Michelle Obama, El maquillaje de Michelle Obama

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios