Compartir
Publicidad

La tendencia del thigh gap o hueco entre las piernas, a examen

La tendencia del thigh gap o hueco entre las piernas, a examen
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya un tiempo que vengo leyendo bastante artículos referidos al famoso thigh gap o "hueco entre las piernas": actualmente se ha convertido en la nueva forma de saber si tienes un buen cuerpo o no. ¿Qué tiene esto de real? ¿Obsesionarse con ello puede llegar a ser peligroso? Lo examinamos para vosotras en este post.

El thigh gap no es otra cosa que la separación de los muslos, así como suena: "¿tienes un huequito entre los muslos cuando juntas las piernas? Entonces estás estupenda ¿No lo tienes? A la hoguera que vas." Por supuesto, no estoy para nada de acuerdo con esta nueva moda que puede llegar a poner en peligro nuestra salud: hacer dieta y ejercicio para estar en nuestro peso, sí, pero no a costa de nuestra salud.

Antes de nada, comentaros que el hecho de que tengamos o no un hueco entre las piernas es puramente morfológico y no depende de lo que pesemos, sino que responde a la genética y a la estructura de nuestro cuerpo. Os hablo desde la experiencia: hace un tiempo, en el último año de carrera, agobiada por examenes y trabajos bajé muchísimo de peso y me quedé en menos de 50 kilos. Os puedo asegurar que, aún así, no tenía thigh gap. Tampoco me importaba, la verdad, pero ni lo tenía entonces ni lo tengo ahora.

Calzedonia
El hueco entre los muslos, popularizado por las modelos de Victoria's Secret en 2012, ha dado lugar a un gran aumento de la demanda de intervenciones quirúrgicas para eliminar la grasa de esa zona, además de un auge de entrenamientos y dietas extremas con el único objetivo de conseguir el thigh gap.

Recuerdo que hace unos años se puso de moda marcar los huesos de las caderas: una vez más surgieron un montón de dietas absurdas y de fotografías "inspiradoras" para conseguir que los huesos se vieran cuando llevábamos pantalones a la cadera. Igual pasó con los famosos collarbones o huesos de la clavícula: si no se te marcaban era sinónimo de que tenías algún kilo de más.

Personalmente, no creo que marcar los huesos de determinadas partes de nuestro cuerpo o tener un hueco entre las piernas sea sinónimo de belleza. Quizás esos son los cánones que imperan en las pasarelas, pero creo que distan mucho de lo que preferimos nosotras en nuestro día a día.

Calzedonia-socks
Estas "modas locas", por llamarlas de alguna manera, junto con otras como las fundas doradas en los dientes o la separación de los incisivos mediante intervenciones médicas, son imposiciones absurdas que nos vienen dadas desde fuera, que no son sanas y que ponen en riesgo nuestra salud.

La modelo australiana de tallas grandes Robyn Lawley fue duramente criticada por colgar una foto suya en lencería en su perfil de facebook junto con una columna en la que expresaba su desacuerdo con esta moda: ella tiene el famoso thigh gap, y aún así lo más light que la llamaron fue "gorda". Tener un hueco entre las piernas no define quiénes somos, si estamos sanas o delgadas.

Alimentación sana y equilibrada, ejercicio y descanso, todo en su justa medida para mantenernos saludables y en forma: de este modo estaremos bien, nos sentiremos a gusto con nosotras mismas y seremos capaces de transmitirlo a los demás.

Entrena para tener unas piernas firmes y bien definidas: las sentadillas, el patinaje, el running, o simplemente caminar pueden ser tus aliados para mantenerte en forma y conseguir una bonita figura. Olvídate de sesiones de gimnasio interminables dedicadas exclusivamente a las piernas y el trasero, y preocúpate por pasarlo bien mientras entrenas y por tonificar todo tu cuerpo.

Imágenes | Calzedonia En Trendencias Belleza | Falsos mitos en el gym: ¿el spinning ensancha las piernas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio