Publicidad

Gel-X, el sistema de extensión de uñas favorito de celebrities como Rosalía, Ariana Grande y Lady Gaga, llega a España

Gel-X, el sistema de extensión de uñas favorito de celebrities como Rosalía, Ariana Grande y Lady Gaga, llega a España
Sin comentarios

Ni acrílico, ni gel, lo más de lo más en cuanto a uñas ahora mismo es el Gel-X. Una técnica de extensión de uñas alternativa a las convencionales que hemos visto hasta ahora que destaca por ser sin ácidos, sin olores y sin limado. Como lo lees, borra de la ecuación la parte menos agradable de las extensiones de uñas a las que estábamos acostumbradas, pues se retira como un esmalte semipermanente. Y aunque pueda recordar a las típicas uñas postizas de toda la vida que se pegan y duran un telediario, nada más lejos de la realidad.

Jimena y Berta de Malabernad, el primer centro que trabaja esta técnica en Madrid, aseguran que "su acabado natural es tan resistente o más que los tradicionales".

Las expertas destacan de este sistema su naturalidad:

"A las fans de este sistema les encanta lo natural que se ven y se sienten estas extensiones, motivo por el cual es la elección mas popular de las nail artist de las celebrities. Ellas llevan utilizándolo en sus clientas mas famosas desde 2016".

 

 

Clientas como Lady Gaga, Ariana Grande, Bebe Rexha, Demi Lovato, Kim Kardashian, Kylie Jenner, Rita Ora, Angelina Jolie, Rosalía, Alexa Demie, Halsey y Candice Swanepoel. Como ves, no son pocas. Y todas ellas avalan sus buenos resultados desde hace años. La técnica creada por la empresa Aprés ha sido toda una revolución en Estados Unidos y ahora (por fin) llega a España.

 

 

En qué consisten exactamente las uñas Aprés Gel-X

Por lo general, para conseguir unas uñas largas y fuertes se suele recurrir a extensiones y hasta ahora, las técnicas más comunes para lograr una longitud instantánea eran el polvo acrílico y el gel. Pero las uñas Aprés Gel-X abren una ventana nueva.

Su sistema mezcla lo mejor del mundo de las uñas postizas a presión (rapidez) con lo mejor de las técnicas usadas hasta ahora en salones (naturalidad). Consiste en un tipo de uñas postizas hechas de gel suave que se pegan con un esmalte de gel que actúa como "pegamento".

Al ser un formato pre-creado, permite que la clienta elija entre multitud de tamaños, limados y largos. De esta forma, se acorta mucho el tiempo de creación de la uña permitiendo centrarnos en lo que más nos gusta: el diseño o nail art.

 

Para ponerlas, primero se preparan las uñas con un fijador de pH y una base para uñas. Luego, se aplica una capa de esmalte de gel. A continuación, se presiona la uña Gel-X en el dedo. Y finalmente, se aplica una lámpara LED. En total, se tarda aproximadamente media hora en aplicarlas en las manos, la mitad de lo que se tarda en hacer unas uñas acrílicas. A ese tiempo hay que sumarle la decoración de las uñas.

Con respecto a la duración de la manicura Gel-X, si están correctamente puestas duran aproximadamente de 3 a 4 semanas sin levantarse ni astillarse. Con el paso del tiempo, se va notando el crecimiento en la base de la uña como con cualquier otra técnica, siendo este el indicador de que es hora de quitárselas o volver a ponerse unas nuevas. Porque el Gel-X no se rellena. Cada visita al salón sale con uñas de primera puesta.

 

 

 

Por qué las uñas Aprés Gel-X son mejores que las acrílicas

En primer lugar, las Gel-X se quitan igual que una manicura semipermanente, impregnándolas de acetona. Aunque, igual que con estas, es importante que no te arranques el producto para no dañar tu uña natural, resultan menos agresivas. Es una técnica más segura y saludable que, tal y como nos explican desde Malabernad, "sirve para todo tipo de uñas". Eso sí, para uñas mordidas muy cortas hay que tener en cuenta que  "conviene que la extensión no sea muy larga porque no tiene base en la que adherirse, pero esto pasa con el acrílico y cualquier tipo de extensión", nos detalla Jimena.

 

Por otra parte, está el tema de su naturalidad. Son muy finas y eso es algo que no consigue cualquier manicurista con el acrílico.

Además, su proceso sin productos químicos es más sostenible. Y su aplicación no libera olores desagradables. Y el resultado es más flexible, lo que hace que se rompan menos y resulten más cómodas.

Su precio es ligeramente mayor que el del gel o el acrílico. Puedes hacértelas en Madrid en el centro Malabernad (C/ de Jesús del Valle, 2, 28004 Madrid). Y cuestan a partir de 50 euros, dependiendo de la decoración que te realices después.

Fotos | @apresnailofficial

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios