Cómo teñir nuestro pelo de rubio platino sin usar amoniaco y cuidando la melena según los consejos de los expertos

Cómo teñir nuestro pelo de rubio platino sin usar amoniaco y cuidando la melena según los consejos de los expertos
Sin comentarios

El rubio platino es una de las coloraciones de del momento. Bien es cierto que llevamos arrastrándola varias temporadas, pero esta ha llegado con mucha fuerza. Eso sí, dado el proceso de decoloración y los posibles daños a los que nuestro pelo se puede ver sometido, muchas de nosotras no nos acabamos de decidir. Por ello, saber que hay procesos en los que podemos conseguir un precioso pelo rubio sin amoniaco, nos llama especialmente la atención.

rubio platino

Por ello, hemos querido preguntar a los expertos, concretamente a José Miguel Gallardo, directo del salón de Peluquería de TeaCut, quien nos ha explicado una forma que siguen en su propio salón para lograr este cambio de look cuidando nuestra melena como merece.

Para conseguir un cabello platino es necesario un proceso de aclaración, al que después hay que aplicar un reflejo frío para conseguir ese tono escarchado. Por lo tanto hablamos de dos procesos distintos; por un lado un arrastre de los pigmentos naturales o sintéticos (si es teñido) del cabello, y por otro un aporte de pigmentos fríos. Si el cabello es suficientemente claro y es además natural se puede conseguir en un solo proceso usando tinturas superaclarantes.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchas de nosotras, tenemos el cabello más oscuro y necesitaremos de un proceso  de decoloración donde entra el quid de la cuestión que queremos tratar. Y es que, como nos comenta José Migul, "el proceso con despigmentante (una especie de decolorante pero sin amoniaco y más suave en peróxidos) es al que fin y al cabo hay que recurrir casi siempre cuando se quiere un platino puro".

rubio platino

En el Salón de Peluquería de TeaCut tienen como máxima cuidar el  cabello por lo que evitar cierto tipo de componentes que pueden dañarlo, es lo que siempre han perseguido. Por ello, por lo tanto siendo fieles a su filosofía y recomendaciones, solo realizarán el trabajo de decoloración para conseguir un rubio platino cuando el cabello lo permite.

Por lo tanto, lo primero que tendríamos que plantearnos son las características que tiene que cumplir nuestro cabello para que nos lo consideren adecuado para el tratamiento y son cuatro:

Primero la cutícula debe estar en buen estado, sin puntas abiertas y sin rastro de trabajos previos que las hayan abierto aunque no se aprecie, como keratinas. Además, si es cabello natural debe ser, como muy oscuro, a la altura de un rubio oscuro (altura 6) para no tener que aclarar más de 4 tonos; mientras que si es cabello teñido no debe ser más oscuro que un rubio medio. En tercer lugar debe estar perfectamente hidratado. Y, por último, no puede haber sufrido procesos químicos que hayan cambiado su naturaleza, como permanentes o alisados.
rubio platino

Y siguiendo con la guía que nos proponen, nos dicen que "lo primero que hacemos es abrir ligeramente la cutícula sin dañarla con un baño templado de aceite virgen de macadamia. Contiene ácido palmitoleico, es antioxidante, fortalece e hidrata el cabello y ayuda a la absorción del color. Esto nos aporta una base perfecta sobre la que aplicar el despigmentante.

A continuación, nos comentan que "sobre el cabello aceitado aplicamos el despigmentante suave sin amoniaco. Con esto vamos a conseguir aclarar el cabello hasta una altura de un rubio muy claro. El matiz conseguido siempre será ligeramente cálido, por lo que debemos corregirlo que hacemos mediante un  emplasto con el que aportaremos el pigmento frío".

rubio platino

Curioso pero cierto, el rubio platino más deseado lo consiguen con un emplasto está compuesto por manteca virgen de Karité (ellos la usan de cultivo biológico) ya que es rica en vitamina F, en látex vegetal para reconstruir la fibra capilar que haya podido dañarse en el proceso, rica en tocoferoles y lupeol.

Con ello se consigue nutrir en profundidad, proteger el cuero cabelludo y el cabello, eliminar radicales libres y regenerar la fibra capilar aportando humectación e hidratación), aceite de avellana (por ser rico en ácido grasos Omega 9 y vitamina E, lo que aporta un factor anti-envejecimiento del cuero cabelludo), al que añadimos pigmento azulado proveniente de polvo de Índigo para conseguir el tono frío (una planta 0ntorera). Este emplasto lo dejamos actuar sobre el cabello, cubierto con una toalla húmeda y caliente durante 20 minutos, cambiando la toalla cuando se enfría.
rubio platino

Por último, una vez retirado el emplasto se da un nuevo champú y la mayoría de las veces no es necesario aplicar ni acondicionadores ni mascarillas ya que el cabello queda perfectamente reconstruido. Solo quedaría secar al gusto y lucir melena.

rubio platino

Eso sí, nos aconsejan que para cuidarlo en casa, tenemos que lavar con un champú suave (por ejemplo el de nutrición profunda de Rodolphe&Co, 21 euros), acondicionar y, una vez en semana, aplicar una hora antes del lavado manteca virgen de karité en el cabello seco (y sin lavar, claro), envolver con una toalla caliente y dejar actuar. De esta manera hidrataremos en profundidad manteniendo un pelazo increíble.

Champú Nutrición Profunda 250 ml Rodolphe&Co

Champú Nutrición Profunda 250 ml Rodolphe&Co

Está claro que estamos ante un proceso de decoloración mucho más respetuoso para nuestro cabello y del que merece la pena tomas muy buena nota si queremos apostar por el rubio de moda.

Fotos | @kerastase_official

Temas
Inicio