Publicidad

Cómo maquillarte para tener unas mejillas radiantes paso a paso

Cómo maquillarte para tener unas mejillas radiantes paso a paso
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si veis la foto de Leighton Meester que encabeza este artículo observaréis de qué hablo cuando digo "mejillas radiantes": ese velo que va más allá del colorete, con un ligero brillo y aspecto de lozanía y buena salud. Hoy os voy a enseñar cómo recrear estas mejillas lozanas en casa.

Como siempre empezaremos por tener la cara limpia e hidratada, paso previo e imprescindible. Una vez que la hidratante se haya absorbido aplicáis vuestra base de maquillaje y los polvos matificantes en su caso si los usáis.

angled-brush

En primer lugar aplicaremos polvos bronceadores para esculpir el rostro y la zona que vamos a maquillar. En este caso no se aplican con una brocha gorda sino con un pincel de los llamados "angled brush" (en la foto). De esta manera podemos definir el contorno muy fácilmente.

En cuanto a los polvos bronceadores podéis usar cualquiera, el vuestro habitual, el carísimo Terracotta de Guerlain o uno de Essence bien barato. Tenéis que aplicar los polvos justo por debajo del hueso, ya que el hueso maxilar en sí lo usaremos para el colorete.

Con el pincel se traza una línea suave bajo el hueso y se difumina bien. Podéis difuminar con el mismo pincel angulado o con un kabuki o un pincel de colorete, con lo que mejor os apañéis. De esta manera habrá un contraste de colores que enmarcará el efecto.

El siguiente paso es el colorete, que podéis aplicar con el mismo tipo de pincel o con uno específico. El color que lleva Leighton en las mejillas es el más favorecedor: es un tono melocotón parecido al Orgasm de NARS aunque sin brillitos. Hay muchas marcas que tienen estos tonos, por ejemplo yo tengo uno de L'oreal de su nueva gama Accord Perfect.

cheryl-cole

El colorete como sabéis se aplica en la zona de la mejilla que sobresale si sonreís, con pequeños toques en redondo y después se difumina hacia arriba (quedaría justo por encima de los polvos bronceadores). Ahora cogemos una kabuki y difuminamos los dos colores juntos para que no se vean sus límites.

El brillito que se ve en las mejillas se logra fácilmente con un Multiple de NARS. Yo uso el Orgasm, pero también se puede hacer con el Portofino. Nunca he probado con el Copacabana, que es otro tono, pero supongo que difuminando bien se puede lograr el mismo efecto.

Aplicamos con los dedos sobre la parte saliente de las mejillas, en círculos y difuminando levemente hacia arriba, para que el Multiple quede por encima del colorete. Con este último paso quedaría terminado el maquillaje, ya que el Multiple es el que da ese toque final que queda tan bonito. Si queréis un toque final, unas gotitas de High Beam de Benefit (un iluminador líquido) aplicadas por encima del Multiple y muy difuminadas (hay que aplicar muy poco producto) quedan también ideales. En cualquier caso el truco es utilizar el kabuki siempre que veamos que todos los productos no se funden en uno. ¿Os atrevéis a probarlo?

En Arrebatadora | El look de Penélope Cruz en los Oscars 2010 , Polvos ¿antes o después del colorete? , Glam Rose de L'oreal

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir