Compartir
Publicidad
Publicidad

La alfombra roja en Los Oscar 2008

La alfombra roja en Los Oscar 2008
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vuelve la cita con el glamour en una alfombra roja, este año pasada por agua, en una de las noches más esperadas del año, la noche de Los Oscars 2008, no sólo por los premios y lo que afecta al cine, sino por el impresionante desfile de diseños que se pueden ver sobre la alfombra roja. Y sin duda, el color estrella fue el rojo, a juego con la alfombra, elegido por muchas invitadas. Una noche muy especial en la que nuestro Javier Bardem se alzó con la estatuilla de oro como mejor actor de reparto por No es País para Viejos.

Heidi Klum hizo su aparición espectacular con un impresionante y llamativo diseño color rojo, tonalidad elegida en apoyo a las mujeres con enfermedades coronarias, de John Galliano para Dior. El diseño que le quedaba fenomenal, ajustado a su espléndida figura, llama la atención por su espectacular cola y su original cuello, que acompañó a la perfección con un peinad perfecto para este vestido. Un moño alto para dejar ver el tipo de cuello y escote de este glamouroso vestido. Y es que en estas ocasiones tan especiales es lo que hay que ponerse, un vestido de color llamativo y que llame la atención, como este.

rojo1.jpg

El rojo, color elegido por la mayoría de las invitadas fue el tono estrella, algo que me alegra porque ya sabéis que me encanta, también ha sido el color elegido por Anne Hathaway, con un vestido de Marchesa de corte griego muy original, de un sólo tirante de flores; por Helen Mirren, ganadora del Oscar el pasado año y encargada de entregar el premio al mejor actor, eligió un vestido rojo de George Chakra con mangas semitransparentes; y por Katherine Heigl vestida con un sencillo vestido rojo de Escada, muy ajustado a la cinturón a modo de cinturon, y de corte griego como la mayoría de las invitadas.

Penélope Cruz estaba muy guapa, pero menos que en otras ocasiones, con un vestido negro de Alta Costura de Chanel y joyas de rubíes y diamantes de Chopard. El diseño, escote palabra de honor, era muy original con plumas en el escote y en el original pliegue, a la altura de las rodillas. Quizá el pelo le favorecía poco, pero estaba menos radiante que otras ocasiones. Hilary Swank eligió el mismo color para un vestido de gasa, de Versace, también de corte griego, de un sólo tirante, muy ajustado al cuerpo hasta la rodilla y adornado con unas originales flores en el escote.

Este año ha sido el año de las embarazas, que parece que está de moda en Hollywood. Una de las ausentes ha sido Jennifer López tras su reciente maternidad, pero parece que no tienen molestias y están estupendas Nicole Kidman, radiante en su cuarto mes de embarazo con el collar más espectacular de la noche que sumaban 1399 quilates en diamantes. Eligió para la ocasión un discreto vestido negro, cómo no de Balenciaga, que disimulaba su incipiente vientre. El bolso de mano también era precioso. A Jessica Alba, en el tercer trimestre de su embarazo, ya se le notaba más y eligió un vestido púrpura de Marchesa con plumas en el escote. Y otra en estado de buena esperanza, Cate Blanchett, que ya está en la recta final de su embarazo, estaba guapísima con un diseño de Dries van Noten y joyas de Lorraine Schwartz.

Otras invitadas fueron Cameron Díaz, con un vestido palabra de honor, muy bonito, en color rosa palo de John Galliano para Dior, un tono poco favorecedor para su tez tan blanca; Amy Ryan, candidata a mejor actriz de reparto por Adiós, pequeña adiós lucía un vestido azul petróleo de Calvin Klein; Jennifer Garner de Oscar de la Renta; Keri Russell de Nina Ricci; Renee Zellweger con un precioso vestido, muy ajustado, de mucho brillo que todavía no sabemos su diseñadora, o Marion Cotillard que se llevó el Oscar a la Mejor Actriz por La vie en Rose, iba con un espectacular vestido sirena blanco y dorado de Jean Paul Gaultier;, muy original porque parece que lleva escamas, me encanta. Para mí una de las mejores y más elegantes de la noche.

De los primeros en llegar fueron George Clooney y su guapísima novia, Sarah Larson, que lució un vestido escote palabra de honor de Valentino en tonos pastel. El actor que parece que este año por fin ha decidido deshacerse de su antiguo smoking de diez años y llevar uno nuevo de Emporio Armani. Sin duda, a quien mejor le sienta. Otra pareja destcada fueron John Travolta y su mujer, Kelly Preston, con un vestido naranja de Roberto Cavalli, de gasa y escote corazón.

De esta alfombra roja saco varias conclusiones: que se lleva el rojo, ya que fue el color escogido de la noche, que el negro sigue estando ahí porque es el color que nunca se deja de llevar, que se llevan los vestidos de corte griego y que las embarazas iban espectaculares, por lo que con tripita incluida se puede ir espectacular. En cuanto a las más elegantes me quedo con Heidi Klum y Marion Cotillard.

En Trendencias | Las más elegantes de los Oscars, ¿a quién eliges?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos