Peñíscola, la niña bonita de la costa del Azahar. Siete lugares imprescindibles para visitar

Peñíscola, la niña bonita de la costa del Azahar. Siete lugares imprescindibles para visitar
Sin comentarios

Si hablamos de un sitio de referencia en la Costa del Azahar de Castellón, sin duda, Peñíscola es el que primero nos viene a la mente.  Y es que se trata de uno de los pueblos más bonitos de España donde no solo podemos disfrutar de la playa, sino también de un casco antiguo maravilloso y cargado de lugares súper interesantes para visitar.

Por ello hemos querido hacer una selección de los enclaves más destacados de la localidad que forma una pequeña península en pleno Mediterráneo, concretamente en la Comunidad Valenciana, cerca de Culla otra joya de la zon.

 

El Castillo de Peñíscola

Sin duda, sería el primer lugar que nos viene a la mente: el Castillo de Peñíscola o del Papa Luna que fue construido por los Templarios entre el s. XIII y XIV, aunque fue en s. XV cuando se reformó para convertirlo en sede pontificia del conocido como Benedicto XIII (el antipapa).

 

Como curiosidades, ha sido escenario de múltiples rodajes como el de Juego de Tronos así  como otras películas y series. 

 

Casco Antiguo de Peñíscola

 

La siguiente parada nos llevará a la  ciudad antigua de la localidad comenzando por el Portal de Sant Pere que nos va a llevar hasta el mar bordeando las murallas y disfrutando de esas maravillosas calles.

 

La Casa de las Conchas

En pleno casco antiguo nos toparemos en algún momento con la Casa de las Conchas o de les Petxines que, realmente, llama la atención ya que, como su nombre indica, su fachada está cubierta totalmente de conchas y ha sido creada por los habitantes de la ciudad en homenaje al amor que sentían por el mar.

 

Ermita de la Virgen de la Ermitana

 

Seguimos el recorrido hasta la Plaza de Armas, donde encontramos el Ermita de la Virgen de la Ermitana, construida en 1714 en el llamado estilo “barroco valenciano”.

El Faro

No, no podía faltar el Faro de Peñíscola cuya construcción se remonta al año 1892, para crear una señal de luz que llegara a más de 60 km de distancia. Ojo porque frente al Faro está el mirador que forma la Batería del Terraplén, desde donde se puede ver la fachada oriental del castillo.

 

La playa

Por supuesto no vamos a obviar la belleza de la playa de Peñíscola... las imágenes hablan por sí mismas. Eso sí, diferenciamos entre la Playa Sur, que es más pequeña en la zona sur del casco antiguo, y la más grande que es la Playa Norte, desde donde podemos ver la fortaleza y se extiende hasta el límite municipal de Benicarló.

 

El Bufador

Uno de los lugares más curiosos de Peñíscola es el Bufador, un gran agujero natural situado en las rocas del peñón, que permiten el paso del agua marina y del aire, emitiendo un sonido característico y de intensidad variable, en función del estado del mar.

 

Eso sí, más allá de estas siete recomendaciones, está claro que Peñíscola es mucho más y merece la pena cada rincón, cada detalle, perderse por las calles y dejarse seducir por su gente, su gastronomía y su gran encanto. Sin duda, un lugar de vacaciones de lo más ideal.  

Fotos | iStock, @peniscola, @todopeniscola

Temas
Inicio