Compartir
Publicidad
Publicidad
Estas son las 9 calles míticas de Londres por las que te gustará pasear en tu próxima visita
Viajes

Estas son las 9 calles míticas de Londres por las que te gustará pasear en tu próxima visita

Publicidad
Publicidad

Londres nos encanta, eso es algo que ya sabíamos. Vivir su ambiente cosmopolita, disfrutar de su cultura urbana y perdernos entre sus calles. Pero, ¿qué calles? Todos tenemos nuestras favoritas, pero hay unas cuantas que son un must absoluto cuando visitamos la ciudad. Elegantes, coloridas, históricas... Las hemos visitado y os lo contamos todo.

La más bonita: Carnaby Street

Vale, es cierto que la belleza es subjetiva, pero pocos valientes habrá que nieguen la magia de Carnaby Street. Ubicada en un lugar estratégico, entre Oxford y Regent Street, es ideal para acabar una tarde de compras en Liberty, tomar algo en uno de sus pubs o, simplemente, disfrutar de la decoración de la calle, que alcanza su máximo esplendor en Navidad.

Carnaby

La más icónica: Abbey Road

Cualquier fan de The Beatles (o cualquier persona, en general) habrá visto cientos de veces la portada del disco Abbey Road, con sus looks inconfundibles y Paul McCartney descalzo cruzando el paso de peatones. Quien quiera unirse a los cientos de turistas que cada día colapsan el cruce reproduciendo la foto de los cuatro de Liverpool solo tiene que tomar el metro hasta St John's Wood y, a pocos metros de la estación, preparar la cámara.

Abbey

La más elegante: Savile Row

Puede que no sea la calle más bonita de Londres, pero sí desprende un sabor clásico inconfundible. Savile Row es la calle de los grandes sastres, con una leyenda fraguada a través de siglos de vestir a los aristócratas del país y un presente en el que se dice que el príncipe Carlos es visitante asiduo. Paralela a la mítica Regent Street, casi en cada local de la calle puede encontrarse una sastrería o tienda de complementos, convirtiéndola en una de las pocas calles del mundo de shopping casi exclusivamente masculino.

Savile Row

La más alternativa: Brick Lane

Que el Londres más alternativo es el que se encuentra al este es algo que se percibe en el ambiente. En Brick Lane encontraremos mezquitas, grafitis, multiculturalidad, hípsters, comida exótica, tiendas de segunda mano y toda la cultura alternativa que queramos. Si la visitamos en domingo, veremos la calle en todo su esplendor, con los turistas mezclados con los últimos habitantes de los after de la zona en el Brick Lane Market.

Brick Lane

La más colorida: Chalcot Crescent

Al norte de Londres, en Primrose Hill, encontramos esta preciosa plaza, con sus casas victorianas pintadas en diferentes tonos color pastel, que se han hecho famosas gracias a la película Paddington. Es un Londres muy alejado del circuito turístico, donde nos encontraremos entre londinenses orgullosos de su arquitectura tradicional.

La más literaria: Baker Street

Decir Baker Street es decir Sherlock Holmes. En el ficticio 221B de la calle residía el famoso detective creado por sir Arthur Conan Doyle y su influencia se deja sentir en toda la zona. No hay excusa para no visitar Baker Street, teniendo en cuenta que su estación de metro (decorada con la silueta de Sherlock hasta el último detalle) es la que más líneas concentra de toda la red, así que, desde cualquier punto de la ciudad, podemos llegar relativamente rápido.

Baker

La más teatral: Shaftesbury Avenue

Shaftesbury Avenue es algo así como el Broadway londinense. Con un teatro en cada esquina, representa lo mejor del West End, donde siempre se podrá encontrar una obra o un musical con el que acabar una jornada de turismo por Londres. Su ubicación, a medio camino entre Piccadilly Circus y Covent Garden, es perfecta para no perderla de vista.

Shaftesbury

La más histórica: Dean Street

Dean Street no es la calle más conocida de Londres, pero esconde una historia que es difícil pasar por alto. En pleno corazón del Soho, no se diferencia demasiado de sus vecinas, plagadas de negocios chinos y pubs, pero Dean Street es diferente. En ella se encuentra el Soho Theatre, donde Mozart tocó a los 8 años, el restaurante Quo Vadis, en cuya planta superior Marx y Engels escribieron el Manifiesto comunista, la mítica French House, desde donde Charles de Gaulle dirigió la Resistencia, los restos del Royalty Theatre, donde Charles Dickens actuó como amateur o The Dog and the Duck, donde solía alternar George Orwell. Muchos siglos de historia en muy pocos metros. Imprescindible.

Nose

La más regia: The Mall

Y acabamos la visita en The Mall, el majestuoso paseo que une Trafalgar Square y Buckingham Palace, entre St James's Park y Green Park. Además de ardillas que nos comerán en la mano y patos disfrutando de los estanques, puede que tengamos suerte y podamos contemplar uno de los desfiles reales que, de vez en cuando, recorren el boulevard.

Mall

Imágenes | James Trosh, The Beatles, Loren Javier, James Cridland, @ticlaire2335, Carlos, Garry Knight, Matt Brown, Rob Young.

En Trendencias | Ocho lugares que visitar en Londres que (casi) nadie conoce... ¡y gratis!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos