Publicidad

El paraíso hípster es este diminuto hotel, instalado en un Beetle vintage en pleno desierto jordano

El paraíso hípster es este diminuto hotel, instalado en un Beetle vintage en pleno desierto jordano
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Quien busque la originalidad en los alojamientos de sus próximas escapadas otoñales, lo tendrá difícil para encontrar algo más loco que este hotel situado en pleno desierto jordano. Y, aunque su propietario tiene muy claro que es un hotel, y no duda en calificarlo como «el hotel más pequeño del mundo», lo cierto es que se trata de un antiguo Volkswagen Beetle reconvertido en suite para dos. Hípsters del mundo, aquí tenéis vuestro paraíso.

Evidentemente, el número máximo de huéspedes que puede alojar el hotel-Beetle es de dos personas. Dos que se quieran mucho y a las que no les importe pasar la noche muy juntos, sobre los cojines y sábanas bordadas que Mohammed al Malaheem, el ideólogo del asunto, ha habilitado como cama. El alojamiento se complementa con un lobby habilitado en una cueva cercana, donde Mohammed sirve bebidas y comidas, además de vender artesanía típica de la zona.

La razón que da Mohammed para haber dado con esta idea es mostrar al mundo la belleza de su lugar natal, con la paz del desierto como telón de fondo y un castillo del siglo XII como patrimonio cultural. Abierto desde 2011, los planes de su propietario consisten en añadir en el futuro más Beetles que conviertan su alojamiento en algo aun más único y singular.

Imágenes | Instagram.

En Trendencias | La mejor suite de España está en Cádiz y solo con ver sus fotos ya estamos deseando hacer la maleta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir