Publicidad

15 estados mentales y situaciones reales que solo una mujer puede entender (en versión gif)
Tendencias

15 estados mentales y situaciones reales que solo una mujer puede entender (en versión gif)

Publicidad

Publicidad

Lo reconozco (y no quiero que se me eche a los leones de manera automática) muchas personas deberíamos venir con manual de instrucciones. Las mujeres, en general, somos complicadas, pero es parte de nuestro encanto y charm. Hay cosas que la mente masculina no es capaz de entender, aún haciéndoles mil y un croquis detallados. Y es que hay situaciones y estados mentales que sólo nosotras somos capaces de comprender (y a veces, ni eso). ¿Te sientes identificada? Más lo vas a estar tras ver estas 15 situaciones en versión gif.

Léase en tono de humor.

En época de dieta

Es empezar una dieta y una agujero negro se instala en mi estómago como por arte de magia. Lo que el monstruo de las galletas hacia con éstas se vuelve en un juego de niños a mi lado.

Cuando estás una semana sin depilarte

Es un hecho, en Otoño-Invierno no hay tanta presión y nos dejamos un poco en cuánto a la depilación. Eso sí, una semana sin pasarse la cuchilla y el mismo Chewbacca se pone las manos a la cabeza con nuestro aspecto.

Cómo te gustaría despertar de una resaca Vs. cómo lo haces en realidad

Los días de desenfreno pasan factura. Y aunque en nuestra mente tenemos una imagen idílica de cómo despertar con clase y estilo (a pesar del rescaón), lo cierto es que la realidad dista mucho de la ficción.

Cuando perdemos un kilo...

Sí, la báscula no se ha equivocado: has bajado un kilo. Oh, yeah! Eso te da las fuerzas suficientes como para salir a la calle cuál Candice Swanepoel moviendo las caderas. Here I am.

... Y cuando lo engordamos

Pero cuando lo ganamos... Cuando la maldita báscula añade un número de más a esa cifra una se enfunda la ropa más ancha que tiene en el armario y emula al gran Homer J. Simpson con su caftán de flores.

¡FOTO!

Tienes un instinto y ninguna de tus amigas es capaz de sacarte una foto de imprevisto. Es oler la cámara de fotos y tus poses de apareamiento nocturno aparecen como por arte de magia.

En plena operación bikini

En plena operación bikini no te andas con tonterías y cualquier tentación y/o helado que se te cruce por tu camino lo destruyes en cuestión de segundos. Sin piedad y con mucha sangre fría.

Probando técnicas de maquillaje en casa

En las horas de aburriemiento en casa somos muchas las que nos pintamos como un cuadro pop art para aprender nuevas técnicas de maquillaje. Quizás lo del contouring no lo tienes muy por la mano, pero con práctica lograremos lucir decentemente.

Haciendo el pedido en Starbucks

¿Quién te dijo que eras complicada? Solo por que te pases media hora especificando cómo quieres tu café no significa nada...

Si una de tus amigas mete la pata...

Nos ha pasado alguna vez: una amiga bocazas habla más de la cuenta. ¿Cómo callarla? Noqueándola desde la otra punta de la sala.

Intentando persuadir la tentación de gastar

Te prometes ahorrar y a los 5 segundos tu mente se desvía hacia un nuevo escaparate... ¡No! ¡Céntrate! Debemos ahorrar.

Cuando te contesta al mensaje

Son muchos los segundos que ha tardado en contestarte pero de repente ¡zas! Te contesta al WhatsApp con un mensaje que te llena de alegría a tí y a tu amiga (las buenas amigas siempre se contagian de tu alegría).

Cuando una amiga te lleva a un outlet que desconocías

Creías que conocías todos los rincones secretos de tu ciudad, pero de repente ella, tu BFF por excelencia, te lleva en coche hasta un Outlet magnífico que desconocías.

Cuando la prenda que querías se agota

Eso te pasa por pensártelo dos veces. Al final esa prenda se a agotado, y tú te quedas con las manos vacías.

Tú en San Valentín

San Valentín y tú. Tú y San Valentín. La mezcla no es muy buena y tu único plan es enrollarte con el edredón y atacar al helado.

En Trendencias | 21 momentos que describen la vida de toda fashionista "en gifs"

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir