Compartir
Publicidad
Sexidiccionario ingles-español: ¿cuáles de estas 10 prácticas sexuales has experimentado y no sabías ponerle nombre?
Sexo y Relaciones

Sexidiccionario ingles-español: ¿cuáles de estas 10 prácticas sexuales has experimentado y no sabías ponerle nombre?

Publicidad
Publicidad

Hoy en día son muchos, muchos, los anglicismos (palabras que tomamos prestadas del inglés) que utilizamos a diario: spoiler, selfie, googlear, whatsappear… Pero hay otras quizá menos conocidas que hacen referencia a prácticas sexuales. Aquí tienes unas cuantas que quizá aún no conozcas… ¿o sí?

  • Bangover: es como la resaca tras una borrachera (hangover) pero a nivel físico tras una buena sesión de sexo. Es decir, agujetas… del amor. Puestos a tener agujetas, seguro que prefieres éstas a las del gimnasio, ¿no?
  • Dogging: no, no se refiere a la postura “del perrito”, sino a practicar sexo en lugares públicos (playas, parques, etc.) con uno o varios desconocidos (o conocidos). Esta palabra se utiliza cuando los participantes son heterosexuales, y en el caso de homosexuales se emplea/denomina “Cruising”. Curiosidad: si buscas “Dogging” en Wikipedia te aparece “Cancaneo”, expresión muy utilizada por las abuelas (“Irse de cancaneo”) para referirse a cuando los jóvenes salen de marcha. Imagino que las abuelitas no están al tanto de esta otra acepción…
Footjob
  • Footjob: es como el primo menos conocido del “blowjob” (felación) y del “handjob” (masturbación con la mano), y consiste en masturbar a la pareja utilizando… sí, lo has adivinado, los pies.
  • Kinky sex: se denomina así a las prácticas sexuales que se consideran un tanto salvajes, poco habituales o extremas. En realidad se trata de un término bastante subjetivo, porque lo que a unos les puede parecer extremo… para otros puede ser más “normalito” que la postura del misionero.
  • Pegging: práctica en la que la mujer lleva un arnés y con él penetra al hombre (es decir, sexo anal pero realizado por una mujer a un hombre).
  • Queefing: en ocasiones con determinadas posturas durante la penetración entra algo de aire en la vagina. Esta expresión hace referencia a los “pedetes vaginales” que, sin control de la mujer, salen (y se escuchan) al retirar el pene.
  • Rimming: también llamado, más formalmente, analingus o coloquialmente como “beso negro”. Consiste en estimular con la boca el ano del compañero.
  • Tickling: hacer cosquillas al otro durante el encuentro sexual hasta que alcance el orgasmo… y “la gran carcajada final”. También se refiere a hacer cosquillas al compañero como forma de “tortura” para alcanzar la excitación.
  • Tune in Tokyo. Este nombre tan curioso viene a definir una práctica también curiosa: utilizar los pezones de la pareja como si fueran los botones de una radio antigua, girándolos para intentar “sintonizar” alguna… emisora. Los hay que se meten a tope en el papel y hacen ruiditos como de radio sin sintonizar hasta que, satisfechos, entonan una melodía indicando al compañero que ha conseguido, por fin, encontrar una emisora.

Desde luego si hay algo que el ser humano hace bien es ser creativo a la hora de ponerle nombre a las cosas. Prácticas sexuales (curiosas o no) hay de todos los colores (y modelos), ya lo has visto. Aunque hay más, muchas más… pero no todas son aptas para ser contadas aquí.

Fotos: Pexels.com

En Trendencias: Para gustos los colores: la guía para descubrir las parafilias más comunes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos