Compartir
Publicidad

Amor a segunda vista: las claves para recuperar la pasión según los expertos

Amor a segunda vista: las claves para recuperar la pasión según los expertos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pensabas que lo vuestro era para siempre, pero últimamente se te está haciendo eterno. Pensabas que ibas a necesitar un desfilibrador cada vez que teníais una cita y ahora hay veces que necesitas un café para despejarte.

Si la rutina ha ganado la carrera a la pasión y, aunque todo marche viento en popa entre vosotros, echas de menos esos nervios del principio, ese tembleque incontrolable, esa sensación de que te va a dar un jamacuco, quizá necesites recuperar la pasión del principio. ¿Pero se trata de algo más que una reacción química? ¿Podemos volver a sentirnos como “la primera vez”? Los expertos nos dan las claves.

“¿Dura el amor para siempre? Esta pregunta genera un rotundo SI o NO. Y la respuesta no es tan sencilla”, nos explica Silvia Cintrano de la Torre, Psicóloga Sanitaria especialista en Sexología y Directora de la Unidad de Terapia de Pareja en Instituto Centta. “El amor, por ser una emoción, un afecto, puede prolongarse toda la vida; o puede desaparecer en un momento dado, dependiendo de la relación que se construya y el cuidado que se ponga en ella.”

Estudios como este, este y este otro, nos aseguran que el enamoramiento, sin embargo, es algo que dura entre 6 meses y 2 años.

Peter Saddington, sexólogo y consejero de parejas, explica que muchas de las razones para la caída de la pasión y la pérdida del enamoramiento inicial tienen origen en el hecho de que las parejas ponen la sexualidad en el fondo de las prioridades y les dan más importancia a otros temas personales o laborales, como mejorar en su profesión o criar a una familia.

Es lógico que este enamoramiento sea tan breve, nos explica Silvia Cintrano de la Torre, puesto que supone una reacción bioquímica ante un estímulo nuevo, ante una persona nueva: consume muchos recursos, altera la percepción, etc.

Forgettingsarah1 1600x900 C Default

“Todos estos cambios no pueden mantenerse en el tiempo, por mucho interés que se tenga. Es en esta fase cuando la relación es más pasional, cuando el interés por el otro es prioritario y uno quiere compartirlo todo, hasta la parcela más íntima, explica esta especialista en sexología y terapia de pareja.

Poco a poco, la relación se va volviendo más estable, y el efecto que tiene ese estímulo deja de ser tan novedoso y potente. La pasión empieza a menguar, pero se van asentando unas bases más sólidas que hacen que la pareja avance.

Sex Tape Is One Of Cameron Diazs Worst Opening Movies Ever

“En este sentido, es posible que las relaciones sexuales no sean ni igual de frecuentes ni con la misma intensidad que en los primeros meses, aunque se ha establecido una “rutina” de relaciones sexuales”, nos explica Silvia.

La manera de vivir la sexualidad y la frecuencia se aprenden: se aprende personalmente y se aprende a compaginarla en pareja. Pero igualmente puede desaprenderse, es decir, si nos acostumbramos a no prestar atención a esta parcela, se tendrá cada vez menos interés en ella y la dejaremos en un segundo plano.

Según el psiquiatra Roberto Sibak otra de las cosas que nos pone a prueba “es la tolerancia a las imperfecciones que se invisibilizan en el enamoramiento inicial. La idealización propia de esa etapa y la exaltación amorosa mediada hormonalmente va cediendo y se observan ‘imperfecciones’ en lo físico, en comportamientos mucho más visibles ante la posibilidad de convivir o diferentes códigos en gustos, amistades o valores. De generalizar lo positivo se pasa rápidamente a cuestionar y desvalorizar al que era objeto de amor”.

Recuperar la magia es posible

Recuperar esa parte de la relación no es difícil, "simplemente requiere tiempo y dedicación", nos explica Silvia Cintrano de la Torre. Según esta experta en terapia de parejas y sexología recuperar la pasión es imprescindible recuperar el deseo, por lo que algunos consejos pueden ayudar:

Adaptarse a las nuevas necesidades: la sexualidad está en constante evolución y, por tanto, las necesidades no son las mismas en cada momento del ciclo vital. Observar y adaptarse a estas necesidades es la base del buen funcionamiento.

Comunicación sexual: existen bastantes dificultades en las parejas a la hora de comunicarse sexualmente (gustos, apetitos, fantasías…).

Aprender a compartirlo es necesario para el entendimiento y la “renovación”.

Resize Image

Buscar el momento, y cuidarlo: la rutina puede resultar muy absorbente, por lo que se prioriza todo antes que la sexualidad. Buscar un rato de tiempo en pareja, en el que se comparta y se cuide un entorno íntimo hará que empiece a ver al otro como una pareja sexual.

Planificar juntos una cita con ilusión: intentar seducir al otro, planificar vuestros ratos de novios provocará una parcela de amantes.

Prácticas sexuales: la comodidad de ciertas prácticas hace que lo sexual sea algo cotidiano y sin mucha chispa. Ampliar dichas prácticas, sabiendo los propios límites y los de la pareja producirá un mayor interés por mantener relaciones.

Presencia de estímulos eróticos frecuentes: el organismo aprende la frecuencia en la que se presentan estos estímulos, ya sean más explícitos (como las caricias) o menos (fantasías). Su presencia produce el deseo que moviliza a intimar con la pareja, por lo que si no hay estimulación sensorial, no aparecerá esa motivación.

Forgetting Sarah Marshall

Contacto: ser cariñosos, no sólo cuando se busca el contacto sexual, crea una vinculación física, además de naturalizar el contacto entre ambos. Es difícil acercarse en el plano sexual al otro cuando no existe contacto alguno fuera de ese espacio.

El objetivo final es redescubrir al otro como un estímulo sexual deseable, por lo que será necesaria la seducción y el cuidado del otro para poder ponerlo en práctica.

"No hay que olvidar", nos explica Silvia, "que sólo se trata de algunas pautas que pueden ayudar a mejorar la situación. En caso de que la relación esté muy dañada, o existan otro tipo de problemas en la relación, habrá que acudir a un experto para facilitar este proceso y trabajar todo aquello que subyace".

Fotos| Sex Tape, Forgetting Sarah Marshall, El diario de Noa.

En Trendencias|Todos los hombres ven porno (o casi). Tu pareja también, pero ¿cuándo es demasiado?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio