Redes de mujeres anónimas se organizan en España para acompañar a otras a abortar (y ayudar en lo que haga falta)

Redes de mujeres anónimas se organizan en España para acompañar a otras a abortar (y ayudar en lo que haga falta)
1 comentario

Aunque en España, desde 2010, cualquier mujer mayor de edad puede interrumpir por voluntad propia su embarazo durante las primeras 14 semanas de gestación (tal y como recoge la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo), todavía persiste el estigma en torno al aborto. Las derivaciones a clínicas privadas donde manifestantes provida reciben a las pacientes y los desplazamientos interterritoriales a causa de la objeción de conciencia son todavía una realidad en nuestro país. Por estos y otros motivos, algunas personas en Internet se han movilizado para crear redes de voluntarios dispuestos acompañar en el proceso a quien lo necesite.

Según el último informe anual elaborado por el Ministerio de Sanidad, a lo largo de 2019 se practicaron 99.149 abortos en nuestro país. De todas las IVE que se llevan a cabo en territorio nacional, casi el 86% se realizan en centros extrahospitalarios, principalmente, de la red de clínicas privadas concertadas con el sistema público. Y es que las pacientes suelen ser derivadas a clínicas privadas concertadas, entre otras razones, porque en las públicas los profesionales se acogen a la objeción de conciencia.

En este contexto social, la periodista Sara Riveiro publicaba, hace unos días, el siguiente mensaje que se vilarizaba en Twitter: "Digo esto completamente en serio: si alguien necesita compañía para ir a abortar en Madrid y no tiene a quién pedírselo o no quiere pedírselo a gente de su círculo cercano, por lo que sea, yo tengo un horario bastante flexible y no tengo ningún problema en estar ahí". Muchas otras personas se sumaron rápidamente a la iniciativa.

Gayatri Malhotra Njqzrx Jjjg Unsplash

Conocíamos  así la existencia de la plataforma La Juani Granada, un colectivo granadino que acompaña a las personas en su proceso de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y denuncia los problemas que presenta en la práctica esta prestación sanitaria. Y es que, a su página no solo llegan mujeres en busca de apoyo, sino también de información sobre los procesos farmacológicos y quirúrgicos de la intervención o para poner en común sus dudas:

"Las Juanis estamos para acompañarte, informarte, arroparte y ofrecerte recursos estés dónde estés. Si no puede ser de forma presencial, lo haremos por teléfono o con las redes sociales. El tiempo de vivir el aborto con vergüenza y en soledad se ha acabado. Estamos aquí contigo", explican en un mensaje en Instagram.

 

También, en el mes de noviembre, organizan su Encuentro de Vivencias. Se trata de un espacio virtual "seguro y amoroso", en el que las participantes pueden compartir sus experiencias en torno a la Interrupción Voluntaria del Embarazo; "Es súper importante que sepamos que no estamos solas, que nuestras emociones son válidas y que merecemos un trato digno, humano y cuidadoso", explican sobre el objetivo del evento.

Otra Organización sin ánimo de lucro es A Contracor, la primera asociación española de duelo por Interrupción del Embarazo. Y es que, según explican, "cuando una mujer ha de tomar la decisión de interrumpir su embarazo, a menudo cae en una situación de duelo compleja que la sociedad, hoy por hoy, no es capaz de entender".

Detrás de su página hay un grupo de madres comprometidas con dar visibilidad a su duelo para que sea autorizado y conseguir que los protocolos mejoren para que todas las personas que tengan que pasar por ello reciban el trato que merecen y toda la información necesaria para elaborar y transitar el duelo de una forma saludable.

Todo empezó con una conversación que se transformó en un grupo de whatsapp, liego en un grupo en Facebook… y cuando se dieron cuenta eran más de 200 mujeres de todas partes del mundo que compartían la misma experiencia. Unas habían tomado la decisión de no seguir adelante con su embarazo por motivos médicos, otras por motivos personales pero a todas las unía un sentir común. Ahora colaboran con diversos hospitales repartidos por toda la geografía española y ofrecen orientación y apoyo, talleres, acompañamiento, charlas...

Fotos | Unsplash

Temas
Inicio