Publicidad

La culpa no fue del chá, chá, chá. Fue de Grace Coddington

La culpa no fue del chá, chá, chá. Fue de Grace Coddington
6 comentarios

Publicidad

Se ha hablado mucho de la portada de Vogue protagonizada por Kanye West y Kim Kardashian vestidos para pisar el altar. Es más, la han pariodado de manera muy cómica y estupenda, y se ha teorizado mucho de cómo fue el momento de elegirlos portada para el mes de abril 2014. Pero no ha sido hasta ahora que nos hemos entrado de toda la verdad, y como ya va siendo habitual, la culpa fue de Grace Coddington.

Y es que según una entrevista concedida al Financial Times, la mano derecha de Anna Wintour explica cómo fue todo. Al parecer, Anna andaba como loca buscando una historia bodil para añadirle looks al estilo Kim Kardashian y Kanye West. Quería dar ese toque que la Kardashian sabe y tanto da que hablar. Es allí cuando Grace no entendía qué narices le pasaba por la mente a su jefa y lanzó la pregunta al aire: ¿por qué no una portada con los protagonistas reales y sus looks reales?

Es allí cuando a la Wintour se le encendió la bombilla y lo vio todo claro. Y es que según Grace,

Creo que Kim Kardashian representa nuestra cultura en estos momentos. Estoy totalmente fascinada por ella, del mismo modo que me fascina la gente que veo en la calle o en el metro

Así que ahora ya podemos entender un poco mejor el origen de esta portada que tanto ha dado que hablar.

Fotos | Instagram @voguemagazine

Más Kimye en Trendencias

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir