Compartir
Publicidad

Existe un lugar para las cosas que nos hemos quedado con ganas de decir en Instagram y está en el perfil de esta artista española

Existe un lugar para las cosas que nos hemos quedado con ganas de decir en Instagram y está en el perfil de esta artista española
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué sucede con aquellas cosas que pensamos y sentimos pero que no nos atrevemos a decir? O que sabemos que es más conveniente no hacerlo. ¿Crean raíces en nuestro interior, mientras creemos haberlas olvidado, para reaparecer en sueños y recordarnos que los sentimientos se pueden ignorar pero no borrar por voluntad propia?

Siempre se ha dicho que es mejor no quedarse nada dentro. Que las palabras que uno no llega a pronunciar se convierten en un veneno silencioso que intoxica.

Por suerte, también es posible confesarse desde el anonimato. Incluso gritándoselo, al mismo tiempo, al mundo.

Eso precisamente es lo que la artista madrileña Jazmín Ducca hace en en Left Unsaid. Una cuenta de Instagram en la que recibe las confidencias anónimas de la gente para que ella las transforme en arte y las diga por ellos.

El resultado son cientos de mensajes escritos en sobres que nunca han llegado a sus destinatarios. En ellos, el nombre de los remitentes es sustituido por el mensaje en cuestión y, tan solo en algunas ocasiones, los autores a la sombra se atreven a firmar con sus iniciales.

Personas que no han podido olvidar a un ex, que echan de menos a alguien que ya no está en sus vidas, que no se atreven a dar el primer paso con el objeto de su deseo, personas arrepentidas por algo que ya no pueden cambiar...

Las confesiones sirven tanto para liberar del ahogo al que las dice como para que quienes las leen se sientan comprendidos y menos solos al verse reflejados en palabras y sentimientos que son más comunes de lo que pensábamos callando. Así Jazmín consigue que dejemos de pensar que, solo por ser demasiado tarde para ser pronunciadas, esas palabras no valen nada.

En Left Unsaid puede participar cualquier persona y se aceptan todo tipo de ideas, pensamientos o frases.

Tal vez haya quien, gracias a este proyecto, acabe encontrando el coraje para acabar diciendo a la cara lo que tantos solo han podido decir a través de los sobres arrugados de Ducca. Puede que incluso hasta estos acaben encontrando a sus destinatarios algún día, como mensajes en una botella a la deriva en el mar de internet.

Foto | Left Unsaid.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio