Compartir
Publicidad
Saoirse Ronan, una chica enamorada en la película 'Brooklyn'. Analizamos su vestuario
Ocio

Saoirse Ronan, una chica enamorada en la película 'Brooklyn'. Analizamos su vestuario

Publicidad
Publicidad

Hoy os traemos una película de esas perfectas para ir al cine con amigas, con una historia de amor algo enrevesada, pero muy emotiva. Se trata de Brooklyn, una adaptación de la novela homónima escrita en 2009 por el irlandés Colm Toibin, protagonizada por la delicada Saoirse Ronan. Recientemente ha recibido el BAFTA a Mejor Película Británica, y la verdad, es un premio merecido porque la película es una joya. El diseño de vestuario está ambientado en los años 50 y lo firma Odile Dicks-Mireaux, en el que profundizaremos más abajo. La cinta se desarrolla en dos mundos totalmente opuestos: la silenciosa belleza de Enniscorthy, Irlanda, y el bullicioso caos del distrito de Brooklyn, Nueva York.

La historia

Brooklyn 4

Os cuento de qué va el argumento para que os situéis. Brooklyn cuenta la historia de Eilis Lacey (Saoirse Ronan), una joven inmigrante irlandesa que intenta abrirse paso por el Brooklyn de los años cincuenta. Atraída por el sueño americano, cambia Irlanda y el hogar materno por la costa de la ciudad de Nueva York. Su nostalgia y ataduras iniciales disminuyen rápidamente con un nuevo romance, el un hombre italo-estadounidens (Emory Cohen). Sin embargo, la nueva vida de nuestra protagonista pronto se verá afectada por su pasado.

La película, nominada a Mejor Película, Mejor Guión Adaptado y Mejor Actriz Protagonista, es delicada, está muy bien hecha y ambientada... cuenta algo más que una historia de amor. Nos demuestra una mujer que encuentra su verdadera voz y descubre su capacidad de elegir, especialmente durante una época de la historia en la que muchas elecciones estaban restringidas. Además del reto que supone el cambio de vida. Eilis Lacey (Saoirse Ronan) tiene que decidirse entre dos hombres (Domhnall Gleeson y Emory Cohen), dos países y dos destinos en una historia que habla del éxodo, de la lenta gestación de un anhelado romance, y que indaga en la imprevisible aventura de una joven que se convierte en mujer en América.

Según la actriz: “Lo maravilloso y desolador de esta historia es que los dos hombres son igualmente maravillosos. Jim representa el hogar natal y Tony, una nueva vida. Ambos tienen mucho que ofrecerle, y Eilis lo sabe”.

Brooklyn 032 05124 2k3a7862 R

A través de la mirada que nos brinda la película, también podemos observar la visión de la delicada transformación de Estados Unidos durante los años cincuenta, cuando, tras la II Guerra Mundial, una ola de inmigrantes llegaba a sus costas en busca de prosperidad.

Para John Crowley, el director, Brooklyn muestra también una moderna concepción del amor: “Es una historia que dice que el amor es complicado, y que el corazón no tiene por qué ser necesariamente fiel a una sola persona. Quizás, a diferencia de la cabeza, puede concebir el hecho de amar a dos personas a la vez. La elección de Eilis entre dos hombres es también una elección por el tipo de vida que quiere tener. El amor en esta historia es una fuerza muy auténtica que potencialmente puede ser destructiva o liberadora, dependiendo del camino que se tome”.

Saoirse Ronan: una actriz de Oscar

Brooklyn 3

La novela que Colm Tóibín publicó en 2009, Brooklyn, es una de las novelas más aclamadas de la última década y ha sido adaptada por el guionista Nick Hornby (Alma Salvaje, An Education) y el citado director. El propio Colm Tóibín nos cuenta cómo escribió el personaje de Eilis: "creo que en el libro intenté construir un personaje que no fuera apocado, que no fuera prepotente y no dedicara su tiempo a mirarse en el espejo, pero que, sin embargo, en su interior hubiera unos sentimientos profundos y, en ocasiones, fuera algo obstinada. Allá donde va, Eilis gusta a la gente. Pero ella no sabe realmente cuál es el motivo. No actúa de una forma deliberada”. Con esta descripción que trasladó también a los realizadores, estos buscaban a una actriz que lograra meter al público en el mundo de una joven que consigue llegar a realizarse, con su discreto ingenio y determinación, y que además pudiera entender la nostalgia de Eilis por Irlanda. La elección perfecta era Saoirse Ronan.

Una clásica historia de transición a la madurez, pura, nada sensacionalista, discretamente profunda…; sólo está el eco de una joven mujer que lenta y deliberadamente va adentrándose en sí misma, aprendiendo a tomar y a defender sus decisiones…

Ronan es de padres irlandeses pero nacida en Nueva York y criada fuera de Dublín. Consiguió el reconocimiento por primera vez en la película de Joe Wright Expiación, más allá de la pasión, logrando una nominación al Oscar a la mejor actriz secundaria por su interpretación de ‘Briony’. Después la hemos visto en The Lovely Bones, Hana y El Gran Hotel Budapest. Con todas sus interpretaciones, Ronan es perfecta para enfrentarse a este papel complicado y tan exigente emocionalmente. Ahora vuelve a estar nominada a Mejor Actriz Protagonista por esta interpretación.

El vestuario

Brooklyn 2

Al igual que el resto, el vestuario está inspirado en los años 50, un bello vestuario 'creado' por Odile Dicks-Mireaux. Y lo escribo entrecomillado porque el presupuesto de la película era muy limitado, por lo que el diseñador no pudo realizar a medida la mayoría de los modelos, sino que decidió buscar los looks en diferentes tiendas de disfraces y en tiendas vintage. Una vez adquiridas las prendas, el equipo de diseño ha realizado los cambios necesarios en cada una de ellas.

El vestuario evoca la inimitable elegancia y armonía de la década de los cincuenta en Nueva York: faldas midi, cinturas marcadas, blusas retro, vestidos tipo avispa que marcan mucho la cintura y se abren en la parte inferior con faldas de mucho vuelo, hasta la rodilla.... los 50 más näif. A Dicks-Mireaux le entusiasmó retroceder en el tiempo hasta dicho período, como él mismo confirma: “Fue un auténtico placer trabajar con estos personajes, además, en los años cincuenta había mucha inventiva y la producción era muy artesanal”.

Brooklyn 5

La fase temprana de la fotografía callejera, especialmente las obras de la enigmática Vivian Maier y el icónico fotógrafo neoyorkino Elliott Erwitt, inspiró al diseñador para la creación de los diseños a través de sus espontáneas fotos de fugaces momentos urbanos.

No obstante, el diseñador ni siquiera se permitió echar un vistazo a la moda de la época, según el mismo confirma, por órdenes del director: “John encomendó específicamente no mirar revistas de moda, pues ésta es una historia de gente real, de chicas de clase trabajadora que intentan ganarse la vida en Nueva York. En todos y cada uno de los aspectos del 'filme,' quería que la estética fuera muy natural y auténtica”.

Brooklyn 092 2f3a3697

Dicks-Mireaux disfrutó especialmente marcando el contraste entre el Brooklyn que seguía la última moda, mundo del que Eilis se convierte pronto en una parte, y la más austera forma de vestir de Enniscorthy. “Había una enorme diferencia entre Estados Unidos e Irlanda durante los años de posguerra”. Los estilos no podían ser más distintos. En América era una época de rico colorido con vestidos rojos, caramelos y amarillos ocre, rosas y colores pálidos, algo que, no existía en Irlanda. Allí eran más grises y serios, así que los tonos llamativos eran perfectos para para darle vida a los armarios.

A esta maravillosa y emotiva historia, con un fabuloso vestuario, hay otro elemento que ha contribuido igualmente a la evocadora atmósfera del filme: la música. Una banda sonora compuesta por el canadiense Michael Brook.

La película se estrena el próximo 26 de febrero y de momento os dejo el tráiler para ir abriendo boca:

En Trendencias | El vestuario de 'La chica danesa' y la gran transformación de Eddie Redmayne

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio