Compartir
Publicidad
Ryan Gosling y Emma Stone nos enamoran en 'La La Land' tanto como su vestuario y su música
Ocio

Ryan Gosling y Emma Stone nos enamoran en 'La La Land' tanto como su vestuario y su música

Publicidad
Publicidad

Ryan Gosling y Emma Stone protagonizan esta esperada película, que ya suena como una de las favoritas a los Globos de Oro y posterior Oscar. La ciudad de las estrellas (La La Land) es un canto al glamour y a la emoción del cine clásico, una carta de amor a Los Ángeles, ciudad de los sueños eternos, y también un romance moderno de los dos protagonistas a las órdenes del realizador Damien Chazelle (Whiplash).

Sinopsis

Lll D29 05187 R

Chico conoce a chica. Dos aspirantes a artistas se saltan las costumbres de la vida cotidiana y nos llevan por un exuberante recorrido musical a través del romance que cambiará la vida de un pianista de jazz y de una actriz en ciernes.

La La Land

La historia empieza como todo en Los Ángeles: en la autopista. Aquí es donde Sebastian (Rayn Gosling) conoce a Mia (Emma Stone), gracias a un desdeñoso claxon en medio de un atasco que refleja a la perfección el estancamiento de sus respectivas vidas. Los dos están centrados en las esperanzas habituales que ofrece la ciudad. Sebastian intenta convencer a la gente en pleno siglo XXI de que les guste el jazz tradicional y Mia solo quiere acabar por una vez una prueba de casting sin que la interrumpan con un "gracias por venir". Ninguno de los dos piensa que su inesperado encuentro les llevará por un camino que jamás habrían podido recorrer solos.

Vestuario

La La Land 5

Para la diseñadora de vestuario Mary Zophres, nominada a los Oscar, y cuyo trabajo abarca desde un western como No es país para viejos, hasta la exploración espacial de Interstellar, esta película ofrece lo que más le gusta, la posibilidad de una total inmersión. Coordinó la paleta de colores del vestuario con Linus Sandgren (director de fotografía) para crear un mundo lleno de armonía. "Quería que La ciudad de las estrellas - La La Land fuese una historia de amor y también un musical como los que me cautivaban de niño, pero puesto al día, moderno. Me interesaba explorar el uso del color, de los decorados, del vestuario, todos los elementos expresivos de la vieja escuela cinematográfica para contar una historia actual".

La forma en la que sus trajes se mueven acentúa la belleza de la imagen

Para los grandes números musicales, Zophres se centró en la forma, y en la funcionalidad. Sus trajes se mueven, giran y se hacen más espectaculares cuanto más ambicioso es el número, y acentúa la belleza de la imagen. "El vestuario de Mary realza la intensa sensibilidad que inunda cada fotograma de la película", dice el productor Marc Platt.

Lll D01 00056 R2

A pesar de la experiencia profesional de la diseñadora, la producción era un auténtico reto ya que Mia y Sebastian realizan más de cincuenta cambios de vestuario cada uno. Mary Zophres y Damien Chazelle se centraron en los colores para comunicar emociones. "El primer día que trabajamos juntos, estudiamos la película escena a escena hablando de los colores". Pensamos que algunas escenas podrían ser más neutras y tener un toque de amarillo, mientras que en otras, los hombres irían de negro y las mujeres, de colores. Siempre buscamos una atemporalidad dentro de la contemporaneidad".

Lll D28 05113 R

Estudiaron detalladamente películas clásicas como Los paraguas de Cherburgo, Melodías de Broadway y En alas de la danza. Sin embargo, el proceso fue lo contrario a la imitación. Los diseños y los colores salen directamente de los mundos habitados por Sebastian y Mia, aunque utilizaron los colores de los musicales clásicos. Según la diseñadora: "fue un proceso muy intuitivo. Utilizamos los colores como hacían los musicales clásicos, pero escogimos tonos que nos gustaban para los personajes. Por ejemplo, había visto a Emma en una alfombra roja con un vestido amarillo canario. No hay muchas mujeres que puedan permitirse llevar ese color, pero ella estaba espléndida, y le propuse a Damien que Mia vistiera de amarillo para el número 'Duet'".

La La Land 6

Mary Zophres encontró una musa en Emma Stone: "Es maravilloso vestir a Emma. En algunas ocasiones nos quedábamos atónitos porque es un lienzo estupendo. Mia empieza llevando colores vibrantes, es joven. Poco después madura, se centra en su sueño, y los colores empiezan a ser menos saturados, hasta el punto de que cuando llega su momento en el escenario, va vestida de blanco y negro. Cuando la reencontramos cinco años después sigue siendo la misma, pero mucho más sofisticada".

La La Land 4

Entre los numerosos diseños de Mia, algunos tienen un toque retro que encaja con el tono de la película. "Su blusa de camarera sale de una maravillosa toma de Ingrid Bergman en los años cuarenta", cuenta Mary. "También me fijé en una prueba que hizo la actriz sueca muy al principio de su carrera en la que llevaba un vestido rosa de tirantes. Mia viste algo parecido que encontramos en una tienda de ropa retro del valle de San Fernando. Es de esos vestidos de hace 50 años, pero que puede llevarse hoy en día".

Para Sebastian, la diseñadora se decantó por la elegancia con un toque de originalidad. Casi toda la ropa de Ryan Gosling se hizo a medida. "No va exactamente a la moda, no viste como la mayoría de hombres que vemos en la calle. Se nota que es un look estudiado con el que se siente cómodo. No es el tipo de hombre que imagino llevando una camiseta. Al contrario, es muy esbelto, su silueta hace pensar en trajes tradicionales, formales", nos cuenta Zophres.

Lll D41 D42 06803 R

Los tonos también tienen importancia en el armario de Sebastian (Gosling), desde el traje marrón oscuro de la primera escena, pasando por un blazer azul marino, hasta el traje negro cuando sale de gira con The Messengers. También lleva zapatos de dos tonos: "fueron muy populares en los años cuarenta, pero me pareció que daban un toque extravagante y alegre. Esos zapatos simbolizan a Sebastian porque siente pasión por el pasado, pero vive en el presente. Me encantaría ver a más hombres con zapatos de dos tonos".

Lll D24 04483 R2

Ryan Gosling no esconde su admiración por la diseñadora: "Si existe un monte Rushmore para los diseñadores de vestuario, sé que Mary Zophres está allí. Es una de las grandes diseñadoras de vestuario actuales, y su ropa me ayudó a estar en los años cuarenta sin abandonar el mundo de hoy".

desde los diálogos, las canciones, las interpretaciones y la fotografía, hasta el más mínimo detalle de los decorados y del vestuario está perfectamente sincronizado para crear algo mucho mayor que la suma de todo lo que compone la película
La La Land 3

Para los grandes números musicales, la diseñadora se centró en la forma, pero también en la funcionalidad. Sus trajes se mueven, giran y se hacen más espectaculares cuanto más ambicioso es el número. "El vestuario de Mary realza la intensa sensibilidad que inunda cada fotograma de la película", dice el productor Marc Platt. "La forma en la que sus trajes se mueven acentúa la belleza de la imagen".

En definitiva y como dice el productor Fred Berger define la película como: "El resultado es una experiencia visceral perfecta para la gran pantalla, perfecta para pasarlo bien. Los personajes son auténticos, pero también es un espectáculo de principio a fin".

Lll D07 01229 R

Todo está cuidado con mucho detalle, desde los diálogos, las canciones, las interpretaciones y la fotografía, hasta el más mínimo detalle de los decorados y del vestuario. Todo está perfectamente sincronizado.

Lll D12 02374

La música

La La Land 2

La película es un claro homenaje por parte de Chazelle a las leyendas del cine musical, dentro de una historia moderna llevada al terreno más íntimo, el de las relaciones amorosas, los sueños y la encrucijada en la que se toman decisiones que transformarán el destino de cada uno.

El director decidió mezclar algunos de los elementos que más le gustan del género musical de los años cuarenta, cincuenta y sesenta. Las canciones dan pie a increíbles números de baile que aparecen de manera natural a lo largo de la historia. Damien Chazelle ha imaginado números musicales tan ingeniosos, imaginativos y libres como los que se veían en los musicales de los cincuenta, pero con una energía y un ritmo adecuados para un público acostumbrado a los iPhones y a YouTube. Para conseguirlo, trabajó con la coreógrafa Mandy Moore responsable de El lado bueno de las cosas.

La La Land

Para escribir las letras que encajaran con las composiciones, Justin Hurwitz y Damien Chazelle recurrieron a los letristas Benj Pasek y Justin Paul, que tienen en su haber producciones como "Dear Evan Hansen", "Historias de Navidad", "Dogfight", "James y el melocotón gigante" y "Edge". ¿El resultado? Sublime.

Os dejo el último tráiler de la película, que se estrena el 13 de enero:

Fotos | Universal Pictures

En Trendencias | Amy Adams es la sexy protagonista de 'Animales Nocturnos', la segunda película de Tom Ford

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos