Compartir
Publicidad
Publicidad
Porno Indie: hablamos con Erika Lust, la directora emblemática de este género pensado para que guste a las mujeres
Ocio

Porno Indie: hablamos con Erika Lust, la directora emblemática de este género pensado para que guste a las mujeres

Publicidad
Publicidad

Hasta un tercio de todo el tráfico de internet lo origina al sexo. Pero esa sexualidad que vemos en la pantalla es muy diferente a las experiencias reales que todos tenemos. Esa pornografía está contado por hombres y en ella, las mujeres somos meras herramientas a su servicio. Pocas veces la pornografía es sobre nosotras y sobre lo que nos excita. Sin embargo, Erika Lust consigue en cada nueva película dar voz a la sexualidad de las mujeres.

Esta directora de cine porno indie pensado para las mujeres tiene una visión fascinante del cine adulto que puede hacer replantearte todos los prejuicios que tienes sobre él. La trayectoria de Erika es impresionante: ha conseguido premios en el Barcelona International Erotic Film Festival, en el Eroticline y de Berlín, en el CineKink de Nueva York, el premio Feminist Porn Award en Toronto, el Venusaward en Berlín, y en el Erotikos Film Festival de Jamaica.

Antes de pasar a la entrevista, este pequeño vídeo de presentación os aclarará más sobre Erika Lust y su fascinante carrera como directora de cine adulto indie.

¿Nos excitamos hombres y mujeres con diferentes cosas? ¿Cuáles son las diferencias principales?

Por supuesto que hombres y mujeres vivimos el sexo de distinta manera. Los hombres son más visuales, no necesitan un contexto para excitarse, sin embargo, las mujeres necesitamos algo más de contexto, quieren saber más de los personajes para que todo sea más real y auténtico. Necesitamos un porno que encienda nuestra imaginación.

Los cuerpos de los hombres y mujeres de tus películas son muy diferentes a los estereotipos de los cuerpos en las películas porno tradicionales, ¿nos excita a las mujeres más la realidad que la perfección?

La belleza está en los defectos, no en lo perfecto. Lo que nos atrae es la energía de esa persona, por eso busco gente de distintas edades, cuerpos, razas, que nos sean convencionales. Mi compromiso es que veamos más mujeres reales en la pantalla porque lo que vemos en el cine afecta a nuestra autoestima.

¿Puede la pornografía ser feminista y reivindicativa?

Claro. Aún faltan mujeres detrás de las cámaras en todos los puestos, desde la dirección hasta la fotografía pasando por el sonido. Pero el porno puede ser feminista si llevas los valores feministas a la pantalla, si muestras el importante papel de la mujer. En mi equipo hay hasta 15 mujeres trabajando conmigo detrás de las cámaras.

De todas formas, la sexualidad va por caminos diferentes con nuestras ideas políticas. Hay feministas que se asustan porque se excitan al ser dominadas sexualmente, y eso es totalmente independiente de los valores y creencias, es sexo.

Erika Lust 3

¿Cómo surgió este tipo de pornografía desde un punto de vista femenino?

Empezó de manera egoísta, como una frustración al no encontrar el cine porno que me gustara y excitara. Exploraba el porno como herramienta educativa o como inspiración sexual y no sentía que el porno mainstream me representara. Me sentía mas identificada con el cine erótico o con el porno de los años 60 o 70.

En 2004 hice mi primer corto, The Good Girl, y tuvo una gran acogida en mi blog personal, alcanzando los dos millones de visitas en poco días. Hoy en día existe una gran comunidad online que pide otro tipo de cine adulto, con valores indie más éticos.

¿A quién se dirige Erika Lust con su cine?

Inicialmente, pensé en el punto de vista de las mujeres pero hoy en día es para todo el mundo. El feedback que recibo de los hombres es muy positivo, recibo muchos emails de audiencia masculina dándome las gracias por haber disfrutado de una gran noche en pareja tras ver una de mis películas. Este tipo de cine puede ayudar a la gente a conectar.

Así lo podemos ver en el corto Memory Files of you, un corto situado en 2097 sobre los recuerdos de juventud de un hombre anciano, quien ayudado de la realidad virtual, recupera su amor del pasado. Está realizada en colaboración con la delicada y romántica lencería de Botica.

¿Cuáles son las claves que diferencian este tipo de cine porno del que ya conocemos?

El cine de Erika Lust es femenino y feminista, tiene unos valores, un equipo de trabajo, ofrece una diversidad de personajes, se cuida la imagen y tiene una visión personal y una estética. Para mí también es muy importante las condiciones de trabajo para actores y de actrices. Intento cuidar los tiempos y el cariño.

¿Y cuál es el punto de encuentro entre ambos tipos de cine?

Por supuesto, el punto de común es el sexo, pero es como comparar el fast food con el slow food. Siempre va a haber gente interesado en ambos tipos de cine.

Erika Lust 2

Las fantasías sexuales femeninas ¿son diferentes de las de los hombres?

El proyecto XConfessions nos permite tener un amplio archivo de las fantasías sexuales tanto masculinas como femeninas. Y son muy diferentes del porno tradicional, pueden ser muy elaboradas y originales, pero también hay muchas historias imaginadas de tríos, dominación e infidelidad. Y en realidad, no hay también muchos puntos en común entre las fantasías de hombres y mujeres.

En XConfessions hay una gran comunidad de gente de todo el mundo que nos envía sus fantasías sexuales y nosotros elegimos dos historias al mes para llevarlas a la pantalla. Cada dos semanas hay una nueva película basada en las fantasías que nos cuentan.

¿Cuánto peso tienen las emociones en sus trabajos de cine para adultos?

Mucho. Antes de rodar, hablo con los actores para ver con quién quieren rodar, así consigo que haya una atracción real. Es muy difícil rodar si dos actores no se conocen.

Hay muchos prejuicios con los actrices y actrices del porno, pero son gente maravillosa, inteligente y con muchos planes para su vida.

¿Crees que la pornografía tradicional cambiará y se irá feminizando? ¿o es un terreno en el que es mejor separar por gustos?

Los dos tipos de películas convivirán en paralelo. Lo que veo es que nos estamos yendo a los extremos: hay un porno cada vez más agresivo y duro y por otro lado también hay directores y productores que se dan cuenta que el mundo está cambiando y que el público demanda otras cosas y van modernizando sus producciones.

¿Cómo se graban las escenas? ¿Está todo muy guionizado o les dejas libertad a los actores para que experimenten e improvisen? En definitiva, ¿cómo se rueda una película porno de Erika Lust y cuáles son las diferencias significativas frente a las películas pornográficas convencionales?

La narrativa de la historia, el contexto sí está con un guión, pero en la parte sexual hay mucha improvisación. Lo que trato es hablarlo todo antes, se define y se habla antes lo que quieren los actores, lo que les gusta y lo que no, ponen los límites y se establece todo lo que se va a utilizar: preservativos, lubricantes, etc.

Erika Lust 4

Tiene que haber una confianza entre los actores, todos conocen los partes de salud del resto del reparto, y así las escenas sexuales pueden grabarse con más libertad. De esta manera, los actores se relajan, disfrutan y la cámara es la que trata de buscar su camino. Después se suelen reproducir tomas para tener material suficiente. Aquí es especialmente importante el trabajo de la directora de fotografía, en quién confío plenamente.

¿Afecta el porno que vemos a nuestras relaciones sexuales? ¿Ha hecho el porno tradicional que las relaciones sean demasiado falocéntricas?

Sí afecta. La gente busca sexo y porno en internet y de ahí obtienen la información. Y esto es especialmente relevante en los jóvenes, que no reciben una educación sexual completa y realista.

¿Qué diferencia hay entre este trabajo de tipo sexual y la prostitución en su opinión?

Ambos son trabajadores del sexo, por supuesto, pero son muy distintos. Este tipo de trabajos están vistos de manera muy fea por la sociedad, pero deberíamos discriminalizarlos. El cuerpo es nuestro, y nosotros decidimos lo que hacemos con él.

Los actores pornos tienen un trabajo profesionalizado, hay contratos, hay tests de salud, hay un buen ambiente de trabajo, mientras que el ámbito de la prostitución es privado, es más difícil de regular y hay mucho más riesgos y peligros.

¿Ha notado un cambio en la manera de consumir pornografía en las nuevas generaciones?

Los jóvenes cada vez buscan información más pronto. Empiezan con 9 o 10 años y no hay suficiente control parental para filtrar lo que reciben. Es muy fácil acceder a imágenes muy explicitas. Tienen que saber que ese porno que encuentra en la red es ficción, no es real. Porque ese sexo que ven en internet puede ser muy frustrante para hombres y para mujeres.

Damos las gracias a Erika Lust por arrojar luz sobre este desconocido mundo de la pornografía femenina que nos hará ver el cine adulto de una manera muy diferente. En su web podemos conocer mejor su trabajo, descargarnos sus películas e incluso descubrir una tienda con juguetes y regalos eróticos.

Sitio oficial | Erika Lust

En Trendencias | Los expertos dicen que consumir demasiado porno destruye la vida en pareja

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos