Publicidad

7 novelas gráficas para descubrir que el cómic es una cosa muy seria

7 novelas gráficas para descubrir que el cómic es una cosa muy seria
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Se está celebrando el Salón del Cómic de Barcelona —esta es su trigésima cuarta edición— y me ha parecido una excusa estupenda para reivindicar un formato literario que ya se ha hecho mayor, ¡y cómo! Si han tenido que pasar décadas para que el cine de animación para adultos se asiente, el periplo del cómic para desprenderse de sus etiquetas de friki o infantiloide ha sido aún más fatigoso. Sin embargo, los fans del cómic se cuentan ya por millones en todo el planeta; y es que hay verdaderas obras maestras que merece la pena leer sin complejos. Estos son los que, para mí, nadie debería perderse.

'Maus', de Art Spiegelman

Maus

Esta maravilla la parió Art Spiegelman entre 1980 y 1991, y ahora puedes encontrarla reunida en un solo volumen. Maus cuenta, en esencia, las andanzas de su padre, Vladek, un judío polaco, en la Europa ocupada por los nazis. Hay dos líneas de tiempo argumental: el actual —los años ochenta—, donde Art y Vladek conversan sobre el pasado de este, y los años en los que Hitler impuso el terror. Lo más llamativo de la estructura es que no hay personas, sino animales antropomórficos: cada especie representa una nacionalidad. Los ratones, por ejemplo, son los judíos; los gatos, los nazis; los cerdos, los polacos… Una manera de hacer, quizá, algo menos doloroso el Holocausto. Aun así, sentirás el horror de aquel trágico episodio de la historia congelando tus venas, potenciado por el imprescindible blanco y negro.

'Watchmen', de Alan Moore

Watchmen

En realidad, solo con Alan Moore podríamos casi completar este listado. ¿Con qué quedarse? ¿V de Vendetta, From Hell, Watchmen? El universo de Moore es tan extenso que cuesta elegir solo una. Watchmen cuenta la historia de unos superhéroes resentidos, marginados por quienes una vez los utilizaron para sus propósitos, llenos de dolor… Roschach tiene que lidiar con una muerte que la policía no sabe resolver: la de un antiguo compañero de aventuras. Intentará por todos los medios contar con el apoyo de sus excolegas para saber qué está pasando… La historia, que abunda en la condición humana de estos personajes y se aleja del mito de otros héroes de Marvel o DC, es increíblemente sombría a pesar del color que lo inunda todo. Atención a las biografías al final de cada capítulo y al episodio titulado Aterradora simetría.

'Sin City', de Frank Miller

Sin City

La ciudad del pecado con la que Frank Miller ha enamorado a legiones de fans continúa viva; hoy aún sigue publicando historias que tienen a Sin City como telón de fondo, pero que va cambiando de protagonistas. Probablemente te suene la primera, que fue llevada al cine y con la que arranca toda la saga: Marv, un hombre de aspecto aterrador, quiere vengar la muerte de Goldie, la única mujer que lo trató bien. La ciudad, bañada en una oscuridad casi asfixiante, es un desfile de personajes al margen de la ley, desarraigados, de pura novela negra, en los que el blanco y negro —con un contraste perfecto— puntualmente se tiñe de color para destacar alguna característica reseñable.

'Bordados', de Marjane Satrapi

Bordados

Ya hablé tiempo atrás de Persépolis, su novela más aplaudida; pero esta no se le queda atrás. Un maravilloso mosaico humano protagonizado por mujeres que se reúnen cuando sus maridos duermen o están ausentes para retratar el estado de la mujer iraní en la sociedad actual: matrimonios concertados, virginidades intactas, celos, sumisión… Pero ellas no solo charlan, sino que también actúan. Y saben cómo buscarle las vueltas a cualquier situación para hacerse con la parte de libertad que demandan. En Bordados se habla de sexo, de infidelidades, de aspiración continua a la modernidad. Una verdadera delicia.

'Fun Home', de Alison Bechdel

Fun Home

Con un trazo que por momentos puede recordar al de Satrapi, esta historietista desnuda su alma y nos cuenta en este cómic su infancia al lado de un padre frío y distante que colecciona antigüedades y que es, además, un homosexual que se niega a reconocerlo. La lucha de la propia Alison, lesbiana, por encontrar su lugar, es el hilo argumental de una mujer que ha vivido una infancia atormentada viendo cómo su progenitor, en lugar de apoyarla en su lucha, no quiso saber nada de su orientación sexual. Para Bechdel, cuyas historias suelen girar alrededor del lesbianismo, esta novela fue como un grito liberador. Imprescindible para todos, es una llamada de atención a quienes, consciente o inconscientemente, avivan el fuego de la homofobia.

'Contrato con Dios', de Will Eisner

Contrato Con Dios

Los expertos citan Contrato con Dios como la primera verdadera novela gráfica. Will Eisner, artífice también de la mítica The Spirit, ofrece aquí su versión más madura y cuenta cuatro historias con un mismo escenario: la ciudad de Nueva York en los momentos inmediatamente posteriores al crac del 29. La búsqueda del sueño americano y los juegos sexuales son parte de los mimbres con los que el autor teje este delicioso retablo. Si quieres iniciarte en el cómic para adultos, este título no debería faltar en tu colección.

'Ghost World. Mundo fantasmal', de Daniel Clowes

Ghost World

Esta historia de transición de la adolescencia a la edad adulta la protagonizan Enid y Rebecca, dos amigas con una peculiar relación de amistad que, tras graduarse en el instituto, deambulan por la ciudad haciendo agudas reflexiones sobre la cultura popular. A la vez que Clowes utiliza a sus protagonistas para hacer un fascinante retrato de la sociedad en la que vive —maravilloso el uso del azul pálido, que simboliza el momento del día en que cae el sol—, asistimos al desarrollo de la relación entre estas dos adolescentes, que van creciendo hasta hacerse adultas y, como no podía ser de otra forma, terminan emprendiendo caminos separados. Uno de esos cómics considerados de culto que se mueve con elegancia entre el drama y un humor negrísimo.

En Trendencias| 7 libros tan bonitos que no se los prestarías ni a tu madre (aunque podrías regalárselos)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir