Compartir
Publicidad
Publicidad

Cancelaron su boda, pero las personas sin hogar de su ciudad disfrutaron del banquete de 30.000 euros

Cancelaron su boda, pero las personas sin hogar de su ciudad disfrutaron del banquete de 30.000 euros
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

A veces, un hecho triste puede convertirse, por obra y magia del buen corazón de algunas personas, en una muestra de solidaridad. Ese fue el caso de Sarah Cummins y Logan Araujo, que convirtieron su fallida boda en un banquete benéfico con 170 beneficiarios, todos ellos personas sin hogar de su ciudad, Carmel (Indiana, Estados Unidos). Un gesto que hoy se le está reconociendo desde muchos lugares del mundo a Sarah, quien tuvo la idea, y a Logan, que la ayudó a conseguirlo a pesar de estar ambos atravesando un momento muy doloroso.

Todo comenzó una semana antes de la boda, que debía celebrarse a principios de este mes. Después de dos años planificando el enlace de sus sueños, con un presupuesto de unos 30.000 dólares (algo más de 26.000 euros), Sarah decidió cancelar la boda. Le tocó entonces comenzar un rosario de llamadas para dar explicaciones a los invitados, que ella misma define como devastador. Pero más triste se quedó cuando el Ritz Charles, el lugar elegido para la recepción, le comunicó que ni el dinero era reembolsable ni la comida podría reaprovecharse. Entonces, Sarah se decidió a consultar con Logan una idea que le rondaba la cabeza y... la llevaron a cabo.

Se pusieron en contacto con diferentes asociaciones que trabajan con personas sin hogar en su ciudad y alrededores, y decidieron que fueran esas personas quienes se beneficiaran del menú, consistente en albóndigas al bourbon con queso de cabra y bruschetta de ajo, pechuga de pollo con alcachofas y crema de Chardonnay y, por supuesto, el pastel nupcial. Incluso la novia (a la fuga) y su madre se acercaron al comedor para decorarlo con los centros de mesa que habían preparado, unos jarrones con la forma de la torre Eiffel.

El novio, Logan, ha estado de acuerdo con Sarah desde que a ella le surgió la idea y ha declarado que, a pesar de su dolor actual, se alegra de que saliera algo bueno de todo esto. Además, él también ha tenido su pequeño gesto de solidaridad, al transferir su billete para la luna de miel (un viaje de una semana a la República Dominicana) a nombre de su exsuegra, por lo que Sarah se encuentra en estos momentos disfrutando del que habría sido su viaje de novios.

Imágenes | Facebook Sarah Cummins.

En Trendencias | Los 25 productos que más nos gustan de la nueva tienda nupcial de Amazon

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio