Las zapatillas de la discordia: la primera ministra del Reino Unido y el look que causa controversia en redes sociales

Las zapatillas de la discordia: la primera ministra del Reino Unido y el look que causa controversia en redes sociales
Sin comentarios

La situación en Reino Unido no es fácil. El recorte de impuestos sobre las rentas altas ha causado gran revuelo (aunque al final no se ha producido), la libra no está en su mejor momento y todo apunta a que el Brexit está causando más estragos de los esperados en un primer momento (si quieres conocer más al respecto, en Magnet han realizado un interesante análisis al respecto).

Uno de los nombres propios que está en el ojo del huracán es Liz Truss, primera ministra del Reino Unido y líder del Partido Conservador desde septiembre de 2022. Apenas lleva un mes en el cargo, pero las noticias sobre su dudosa gestión son un no parar, incluso se rumorea que puede sufrir un golpe que la conduzca a perder su silla, como leemos en medios generalistas como 20 minutos.

Ante tal situación, Truss ha realizado una entrevista con la conocida periodista Beth Rigby en el canal de televisión Sky News (la podéis ver en YouTube). Más allá de sus palabras, otro elemento ha desatado la polémica en redes sociales (en especial, en Twitter): la elección de su estilismo.

La primera ministra aparece con un semblante relativamente relajado y un look "demasiado informal" para algunos usuarios de Twitter. Con una clásica americana camel, una blusa blanca, un pantalón negro y unas zapatillas deportivas (con calcetines estampados inclusive), la política parece no haber contentado a parte del pueblo británico con su aparición.

El debate está abierto. Algunos usuarios están en contra, “¿Cómo puedes relajarte en zapatillas en medio de esta crisis?”, "Liz Truss ha reivindicado mi compromiso de toda la vida de nunca usar zapatillas blancas cuando hay zapatos adecuados para adultos para un día de trabajo" o "Sé que este no es un punto importante, pero ¿soy solo yo o Liz Truss usa zapatillas? Es como si sus pies ya se hubieran resignado. Esperemos que el resto de ella capte el mensaje", leemos.

Otros, en cambio, parecen no tener nada que añadir, "Está bien, no hay problema con eso" e incluso se lo toman con cierto humor, "¿Liz Truss usa zapatillas para sus entrevistas individuales con los medios de comunicación para poder escapar sin que la atrapen si no conoce las respuestas?".

Lo que está claro es que los hechos defienden que el pueblo británico tiene problemas más importantes que estar pendiente de si su primera ministra aparece luciendo zapatillas o stilettos. También aprovechamos la ocasión para poner en duda si la polémica hubiese nacido en caso de que el protagonista hubiese sido un hombre y no una mujer.

Fotos | Gtres

Temas
Inicio