Publicidad

La última despedida a Kobe Bryant desata las lágrimas de un Staples Center a rebosar con las palabras de Vanessa Bryant y la actuación de Beyoncé (entre otros momentos emotivos)

La última despedida a Kobe Bryant desata las lágrimas de un Staples Center a rebosar con las palabras de Vanessa Bryant y la actuación de Beyoncé (entre otros momentos emotivos)
1 comentario

Kobe Bryant ha pasado a la historia por ser mucho más que una figura maestra del mundo del baloncesto. El mítico jugador número 24 de Los Angeles Lakers, fallecido el pasado 26 de enero junto a su hija Gianna y otras siete víctimas en un trágico accidente de helicóptero, es un icono de superación, valentía y compromiso con su comunidad (que ha materializado con acciones benéficas como la Foundation Family Kobe and Vanessa Bryant y su proyecto deportivo Mamba Academy Sports).

Una de las noticias más comentadas del 2020, tanto a nivel deportivo como social, se ha traducido en una conmovedora última despedida que ha tenido lugar en el Staples Center de la ciudad de Los Ángeles. La elección de la fecha (24 de febrero del 2020) no ha sido en vano. Es la combinación del 24, el dorsal que Kobe defendió durante prácticamente toda su etapa en los Lakers, el 2, el número con el que jugaba Gianna en su equipo y el 20, los años que Kobe y Vanessa estuvieron enamorados.

El enorme pabellón, que ha sido durante veinte temporadas el epicentro de juego de Bryant, se ha convertido en el lugar donde, según Nytimes.com, se han reunido más de 20.000 asistentes para despedir, para siempre, a Kobe.

 

 

El lema elegido para la ocasión, "Una celebración de la vida", ha marcado la pauta del acontecimiento. Beyoncé ha sido una de las presencias estrella del homenaje y llenó los ojos de los asistentes de lágrimas con una emotiva actuación. La cantante, íntima amiga de la familia Bryant, ha interpretado sus temas "Heaven" (que, por cierto, según las palabras de la propia artista era la canción favorita de Kobe) y "Halo". El look de Beyoncé, firmado por Sergio Hudson, destaca con un traje dos piezas satinado en mostaza. Un diseño que consideramos muy acertado para la ocasión.

Tras la emoción de la actuación de Beyoncé, el cómico y presentador de televisón Jimmy Kimmel, encargado de llevar el ritmo de la despedida, dio paso al momento más esperado de la gala. Vanessa Bryant, viuda de Kobe, que lucía preciosa con un sobrio y elegante vestido negro, dejó sin palabras a un Staples Center lleno hasta la bandera al leer una enternecedora carta.

 

Las lágrimas caían por el rostro de Vanessa mientras recordaba a su marido y a su hija "Gigi". A su hija le dedicó, entre otras, estas bellas palabras: "Gianna Bryant era un alma cariñosa. Me daba un beso cada día nada más levantarse, y nunca se iba sin darme un beso. Cuando se había ido y yo no me había dado cuenta, yo le escribía un mensaje para preguntarle y ella me contestaba: "Mamá, sí te he dado un beso, pero no te quería despertar". De su pareja, por otro lado, defendió que "Era la Mamba negra. Era mi coco, mi "Papi-chulo". Yo era su "principesa". Era mi todo. Nos conocimos cuando teníamos 17 años. Yo fui su primera novia, su amor, su esposa, su mejor amiga, su protectora. Kobe me amaba más de lo que yo hubiera pensado. Yo era fuego y él era hielo".

 

Además, relató anécdotas entre las que destacamos que Bryant le regaló el mítico vestido azul de la película "El diario de Noah", que representa el momento en que Allie vuelve para quedarse, por siempre, junto a Noah. El dolor era palpable en cada gesto y palabra de Vanessa.

Dl U451135 033

Más allá de la carta de Vanessa, otros invitados como Michael Jordan (quién habló de Bryant como "Mi hermano pequeño", Diana Taurasi (leyenda de la WNBA y conocida como "The White Mamba") y el jugador Shaquille O'Neal también subieron al estrado para homenajear a Kobe con personales mensajes. Asimismo, cabe destacar la presencia de otros amigos y compañeros de profesión como Pau Gasol, James Harden, Anthony Davis, Dwayne Wade y la asistencia de una emocionada Jennifer López.

 

 

Tras los minutos dedicados a los discursos de los invitados, Alicia Keys pisó con fuerza el escenario del Staples Center. La cantante, enfundada en un precioso precioso blazer de mangas abullonadas bañado en color lavanda, rindió homenaje al lema de la despedida al interpretar la Sonata nº14 de Beethoven al piano. Por último en relación a las actuaciones musicales, Christina Aguilera cerró el adiós a Kobe Bryant demostrando que por su voz no pasan los años. La cantante, con un traje dos piezas en negro con detalles de encaje, logró el culmen de la emoción al cantar el Ave María de Haendel.

La última despedida a Kobe Bryant ha sido un conmovedor homenaje que la historia nunca olvidará.

Fotos | @beyonceptnews, Instagram

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios