Las modelos no sonríen en los anuncios de marcas de lujo, te explicamos el motivo

Las modelos no sonríen en los anuncios de marcas de lujo, te explicamos el motivo
Sin comentarios

El mundo de la moda esconde muchos secretos, y muchos de ellos esconden un poderoso mensaje que ayudan a las marcas a vender sus productos.

Seguro que en muchas ocasiones te has preguntado por qué no sonríen las modelos. Las caras serias siempre han sido una tendencia sobre la pasarela, y en los últimos años, también se ha extendido a las campañas de moda. ¿Cuál es el motivo de las caras largas de las modelos? Un experto nos lo cuenta en TikTok.

 

Según un artículo de Newsweek, el origen de esta tendencia se remonta a la era victoriana (siglo XIX), en la cual se pusieron de moda las cartes de visite, unas tarjetas que proliferaron con la invención de la fotografía y que se entregaban en diferentes actos y visitas sociales. En ellas, era imprescindible mostrar un semblante serio, con lo que se denomina 'desdén aristocrático'.

Con los años, profesionales del sector como la modelo Claudia Schiffer, han afirmado que el protagonismo en la pasarela se lo lleva la moda, no las modelos.

 

Ahora, el tiktoker Frank Moreno se ha encargado de explicar a sus seguidores todo lo que hay detrás de esta decisión, gracias al experto en marketing de marcas de lujo César Val. Uno de sus vídeos más populares, con casi 7 millones de reproducciones, es una colaboración con dicho experto, quien explica el motivo de por qué famosas modelos como Gigi Hadid, Kendall Jenner, Cara Delevinge o Hailey Bieber no suelen sonreír en ciertos anuncios/campañas publicitarias.

César Val ha trabajado para varias marcas de lujo como Valentino, Prada o Carolina Herrera. Actualmente tienen su propia empresa en Dubai, cuyo objetivo es ayudar a ejecutivos a incrementar el valor de sus marcas, entre otras cosas. César conoce a la perfección el sector, y por eso cuenta que en las campañas de marcas de lujo las modelos no aparecen sonriendo porque eso disminuye el deseo por el producto: "cada centímetro de sonrisa baja un 3% el precio".

 

"Las marcas de lujo no comunican para vender, sino para seducir. Eso se logra proyectando distancia y aspiracionalidad en sus anuncios", explica César. Sin embargo, en las marcas de consumo masivo, en las marcas familiares, "las modelos sí aparecen sonriendo porque forman parte de nuestro día a día. Las marcas de lujo no forman parte de ese día a día, son marcas para momentos extraordinarios".

Foto de portada | Guess

Temas
Inicio