Publicidad

Mark Reay, el fotógrafo de moda que durmió en una azotea durante seis años
Noticias de la industria

Mark Reay, el fotógrafo de moda que durmió en una azotea durante seis años

Publicidad

Publicidad

Homme Less no es sólo un juego de palabras, es una historia real contada en primera persona por Mark Reay, fotógrafo de moda, modelo y actor ocasional que pasó las noches de los últimos seis años durmiendo a la intemperie. Se desenvolvía perfectamente entre el glamour de las Semanas de la moda por el día y ocupaba la azotea de un edificio neoyorkino por las noches, ahora este documental recoge su vida en la ciudad de los rascacielos.

Un par de zapatos italianos a sus pies, un traje cortado al milímetro y el estudiado aspecto de un gran hombre de negocios fue la carta de presentación de Mark Reay durante los últimos seis años.

Original de Nueva Jersey, estudió en la Universidad de Charleston y decidió enrolarse en un viaje europeo en el que realizó varios contactos visitando algunas de las capitales más influyentes. Pero no todo eran luces en la vida de este americano de planta de modelo y currículum nada desdeñable – ha colaborado, entre otras, con la revista i-D e incluso trabajó para Diane von Furstenberg cubriendo su backstage en una ocasión –, Mark no podía permitirse el lujo de alquilar una casa y sobrevivió durmiendo en la azotea del bloque de pisos donde residía un conocido suyo.

Sus últimos seis años quedan reflejados en Homme Less, un documental de Thomas Wirthensohn, un amigo suyo de sus comienzos en el mundo de la moda en la década de los 90.

Fotógrafo de moda y sin techo, la realidad de Mark Reay

Mark Reay Fotografo Moda Azotea Homeless 2

"No tenía dónde ir y, pensé: puedo quedarme un par de días en la azotea de mi amigo"

Tras pasar una larga temporada entre sofás de amigos, hostales para backpackers y habitaciones cedidas por conocidos, Mark Reay asumió la evidencia, “No tenía dónde ir y, pensé: puedo quedarme un par de días en la azotea de mi amigo, luego ya veré qué hago, y así pasaron seis años”.

Por el día se duchaba y acicalaba en el gimnasio del que pagaba la cuota a duras penas y donde guardaba su equipo fotográfico, su única pertenencia. Acudía a desfiles de grandes firmas, fotografiaba a reconocidas modelos y disparaba instantáneas para Style.com, no obstante, los trabajos mal pagados le dieron de bruces con la realidad.

En ese momento rechazó acudir a sus amigos porque no quería darles pena, y tampoco buscó otra forma de vida, “Estaba cansado de trabajos que no me gustaban y elegí vivir en la azotea”.

Ahora varios años más tarde, **la verdadera historia tras la máscara creada por Mark Reay ve la luz en Homme Less **, un documental que ya ha dado la vuelta a todo el mundo.

En Trendencias | Rompe con la aceptación social y quiérete más por ser cómo y quién eres

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir