Publicidad

Sara Sampaio demuestra en Instagram que incluso una top model como ella no es perfecta y que una buena postura lo es todo

Sara Sampaio demuestra en Instagram que incluso una top model como ella no es perfecta y que una buena postura lo es todo
Sin comentarios

Tomarnos una foto digna de ser subida a Instagram no es únicamente cuestión de hacer un buen encuadre, elegir un escenario bonito o disponer de buena luz. Ni siquiera de tener la cámara o el móvil más potente del mercado. Cuando hablamos de ser fotografiadas o de retratar a otra persona, la postura siempre va a marcar la diferencia. Vamos, que hasta la modelo Sara Sampaio sale desfavorecida si, ante la cámara, no toma consciencia de su propio cuerpo para resaltar al máximo sus cualidades y generar efectos ópticos. Además, lo ha demostrado con un vídeo en sus redes sociales del que podemos aprender mucho para nuestros futuros posados junto al mar.

¿Cuántas veces te has visto en una foto y has pensado que sales horrible? Cuando eso pasa, sea o no cierto como percepción subjetiva que es, no quiere decir necesariamente que esa imagen refleje la realidad. Al tomar una instantánea, en la misma influyen muchos factores externos a lo retratado que lo deforman como la distancia focal del objetivo o la posición. Así que, nadie mejor que una modelo, alguien que se dedica profesionalmente a que ropa y complementos luzcan siempre en su máximo esplendor, para explicarnos qué posturas nos favorecen y cuáles hacen todo lo contrario.

En el vídeo, Sampaio lo ejemplifica estirando y relajando su cuerpo en bikini para que tomemos nota. Por ejemplo, para empezar, nos muestra la diferencia entre erguir los hombros o dejarlos caídos. De la primera forma, la modelo marca abdominales, de la segunda le sale tripa. Lo mismo sucede a la hora de posar de lado, situación en la que podemos obtener una ayuda extra alzando los brazos por encima de la cabeza.

Del mismo modo, si lo que queremos es posar semi de lado, adelantamos una pierna (así parecerán mas largas). Las rodillas deben estar ligeramente dobladas y los pies apuntando hacia delante. También levantamos el brazo que queda frente a la cámara y colocamos el otro en el costado contrario. A la hora de usar las manos, un tip de profesional es dejarlas flojas porque, si apretamos la carne, también corremos el riesgo de deformar la zona.

Algo que tampoco nos va a ayudar es cruzar los brazos, ya estemos de frente o de espaldas a la cámara, ya que tenderemos a encogernos y nos saldrán los michelines. Y es que, si algo aprendemos con este vídeo es que la regla más básica es echar para atrás los hombros y erguir siempre nuestro tronco superior sacando pecho, sea lo que sea que estemos haciendo en la foto. Eso sí, con cuidado de no pasarnos y pasarnos al extremo contrario en el que estemos rígidas y tiesas.

Con su vídeo, la top model portuguesa de 29 años no solo nos ha demostrado que la perfección que vemos en fotos de instagrammers y campañas de moda poco tiene de casual sino que, cuando salimos mal, también es probable que se deba solo a un mal ángulo. Ella misma lo dice en la publicación: "los cuerpos que se ven de esta forma, también tienen esta otra". Es palabra de ángel de Victoria's Secret.

Fotos | @sarasampaio

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio