Publicidad

Caroline Trentini, la niña se hizo modelo

Caroline Trentini, la niña se hizo modelo
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Dentro del ya famoso y controvertido grupo de las baby faces no podía faltar la modelo brasileña Caroline Trentini. Su rostro de rasgos delicados e infantiles y lleno de pecas, le otorgan esa imagen de eterna niña de ojos verdes que junto con su atractivo y su talento sobre la pasarela le han valido para consagrarse en el mundo de la moda.

En Brasil podemos decir que hay dos grupos de modelos. Por un lado las explosivas como Adriana Lima o Ana Beatriz Barros que por diversas circunstancias sus apariciones acaban limitándose a los desfiles de Victoria’s Secrets y poco más, y por otro lado están las Gisele Bundchen o Raquel Zimmerman, cuya profesionalidad y seriedad les ha hecho llegar a lo más alto, aunque casualidad o no, ambas poseen rasgos europeos.

16043kb.jpg

Nuestra protagonista está más cerca del grupo de Gisele y compañía, me refiero en cuanto a trabajo en pasarela, ya que sus bellezas son totalmente opuestas, como el día y la noche. A pesar de ello, con sus seguidores y detractores, lo que no se puede negar a Caroline Trentini es que tiene ya una trayectoria más que envidiable.

Caroline Aparecida Trentini, que es su nombre completo, nació en una pequeña localidad brasileña en Julio de 1987, por tanto tiene 22 añitos. De descendencia italiana y alemana, es la menor de tres hermanas que se criaron junto a su madre ya que su padre murió cuando ella tenía tan sólo un año. De hecho una de sus hermanas intentó hacer sus pinitos en la moda antes que ella, pero no tuvo el mismo éxito.

Y es que la carrera de Caroline Trentini fue meteórica. En el 2000, con tan sólo 13 años la misma agencia que descubrió a Gisele Bundchen ya le había echado el ojo. Tras dos años de trabajos de poca importancia, la agencia decide enviarla a Nueva York para progresar, tenía 15 años y no sabía ni gota de inglés. Aún así nuestra protagonista supo adaptarse y allí estaría durante un año esperando su oportunidad que le llegaría de la mano de Marc Jacobs, que fue quien la escogió para su desfile neoyorquino en el 2003.

marcjacobs_ss2003_02.jpg

Sin duda Marc Jacobs quedó encantado con ella, porque ese mismo año la eligió también como su imagen para la campaña de Marc by Marc Jacobs del otoño 2003.

El 2004 sería el año de la confirmación como modelo profesional ya que abriría desfiles como el de Ungaro en París, o como el de Christian Lacroix de alta costura. También llegarían sus primeras portadas para Vogue Brasil (dos meses consecutivos), Vogue Alemania y Vogue Rusia y su segunda campaña, nada más y nada menos que Versace.

versace-fw04-2.jpg

Espectacular sería la palabra adecuada para definir sus siguientes temporadas. Más de 180 desfiles en todo el 2005 lo dice todo, sin contar los de la Sao Paulo Fashion Week, en la cual también participaría.

No habría diseñador que no contase con ella, era sin duda una de las chicas del momento, y sólo tenía 18 años. Al mismo tiempo, ese mismo año 2005 también la veríamos como imagen de Valentino, BCBG Max Azria, Escada y Mulberry, incluso como buena brasileña ya haría sus primeros pinitos en Victoria’s Secrets, repitiendo aparición en el 2006.

1120070827130237az0.jpg

El ritmo frenético continuaría sobre las pasarelas en los años siguientes, pero entrar en detalles de los años posteriores sería eternizarnos. Destacaría eso sí, varias campañas publicitarias como las Gucci en su 85 aniversario (2006), Lacoste y Oscar de la Renta (2007), Dolce & Gabbana (2007, 2008 y 2009), DKNY (2008) y la ya famosa portada de Vogue USA en 2007 junto con las denominadas top models para los futuros años.

carolinetrentini20050300valent.jpg

En este año 2009 se ha convertido en esas modelos consagradas que tan sólo vemos en pasarela para unos pocos diseñadores de primera línea como Yves Saint Laurent (desfiló en exclusiva para su coleccion otoño-invierno), John Galliano, Christian Dior y Louis Vuitton, incluso cerrando el desfile de Hermés junto con Jean Paul Gaultier. Y es que a pesar de que más de 300 desfiles en dos años queman a cualquiera, Caroline Trentini aún tiene cuerda para rato.

Como siempre la crónica rosa la rellenamos en esta ocasión comentando que nuestra protagonista mantiene una relación sentimental con Victor Demarchelier, hijo del afamado fotógrafo por lo que creo que nuestra protagonista no lo tendrá muy complicado para asegurarse varias portadas en los próximos meses.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios