Compartir
Publicidad
Publicidad
Se necesitaron 550 horas para convertir en novia a Melania: la primera dama que fue modelo y hoy revoluciona la moda en su país
Moda Famosas

Se necesitaron 550 horas para convertir en novia a Melania: la primera dama que fue modelo y hoy revoluciona la moda en su país

Publicidad
Publicidad

Melania Trump se ha convertido, en poco tiempo, en una de las mujeres más observadas del planeta. Los diseños que elige se analizan al milímetro, algo nada extraño teniendo en cuenta que se ha convertido en la 45ª Primera Dama de los Estados Unidos. Aunque muchos no conocerán su nombre de pila, Melanija Knavs, ni que nació en una pequeña población llamada Novo Mesto en la antigua Yugoslavia. Su carrera como modelo comenzó cuando apenas tenía 16 años, pero seguro que ni ella misma se esperaba que su vestido de novia estaría en la lista de los más caros de la historia.

Los comienzos de Melania

Todo comenzó cuando se trasladó a Liubliana para estudiar, a unos 80 kilómetros de su ciudad natal. Su vida cambió en un tren cuando alguien le ofreció comenzar a trabajar en moda, una historia muy típica aunque sigue pareciendo tópica. Sus primeros pasos los dio en Eslovenia, pero pronto se interesaron por ella agencias internacionales y saltó a Estados Unidos y Francia. Su carrera fue meteórica, llegando a protagonizar portadas de las publicaciones más importantes del momento. En una fiesta, precisamente de moda, fue dónde se encontró por primera vez con Donald Trump, entonces un multimillonario mucho menos famoso que en la actualidad.

La gran boda

Melania Trump Novia

7 años después tuvo lugar el gran día, una de las citas más importantes de la vida de cualquier chica. Donald Trump y Melania contrajeron matrimonio en Florida, una boda que costó aproximadamente 1 millón de dólares, los Trump tiraron la casa por la ventana. Estaba claro que no podía haber boda por todo lo alto sin un vestido a la altura. El de Melania Trump ocupó en poco tiempo la cima de los diseños nupciales más caros de la historia, pues ella eligió a Christian Dior, en esa época dirigido por John Galliano, para que lo confeccionara. El vestido es una auténtica maravilla, compuesto en satén blanco roto con bordados por todo el diseño y un montón de plisados que generaban diferentes formas, le quedaba como un guante. Tal obra de arte pesaba 23 kilos y necesitó, nada más y nada menos, que 550 horas de costura.

Melania se convierte en Primera Dama

Melania Trump Primera Dama

De esta boda hace ya 11 años, pero aunque ella ocupó las portadas de todos los medios ha sido precisamente su reciente nombramiento el que ha hecho erigirse como un icono de estilo. En la actualidad los diseñadores americanos se dividen en dos grandes grupos: los que se mueren por vestirla y los que no paran de dar declaraciones donde alegan por qué nunca lo harán. Algo que por otra parte no tiene mucha lógica pues Melania, al igual que todos los habitantes del mundo, tiene a su disposición las grandes tiendas multimarca, aunque ella con un poder adquisitivo infinitamente mayor que el de la media de los mortales. Carolina Herrera o Ralph Lauren ya están presentes en su vestidor, pero parece que al que nunca veremos será a Tom Ford.

Como siempre que hay algún acontecimiento como éste, miles de personas sacan provecho de una determinada forma y de manera indirecta, el país de Melania Trump está viendo como el nivel de turistas americanos ha subido sustancialmente en los últimos meses. De aquí que hayan surgido los primeros productos dedicados a los nuevos presidentes, como el "Pastel Primera Dama" o la "Hamburguesa Presidencial" ambas en locales típicos de la zona donde nació Melania. Todos ellos cuentan con un nombre que recuerda pero no cita y es que Donald Trump, como buen empresario, ha contratado inmediatamente a abogados del país para que nadie se lucre a costa de sus nombres.

Zapatillas Melania Trump

Pero algo que llama la atención considerablemente son estas zapatillas de estar por casa: las "Casa Blanca". Un producto diseñado por la empresa eslovena de calzado Kopitarna, bastante conocida en el país, que mandaron a la Primera Dama y que en poco tiempo se han convertido en uno de los productos "best-seller" de la firma. El precio es de 54,90 euros y aunque no sabemos si Melania Trump pisa los suelos de la Casa Blanca con uno de estos pares en el número 40, lo cierto es que la idea de marketing ha sido brillante. ¿Seguirá Melania creando auténticos boom en el mundo de la moda internacional y de su país?

Fotos | Gtres
En Trendencias | Mientras Melania llevó un look de negro de 10.000 dólares, las demócratas fueron de blanco... y hay un histórico motivo que vale mucho más

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos