Publicidad

Rihanna, muy sofisticada en Elle

Rihanna, muy sofisticada en Elle
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos días la veíamos saliendo de un hotel de Nueva York con todos los complementos posibles puestos encima, y es que es una pena que las cantantes de R&B, rap o hip-hop se tengan que caracterizar por un estilo rebuscado y un tanto confuso. Una cosa es que el género musical del que son divas sea algo bruto y requiera exuberancia, exceso, y superávit de ostentación, y otra muy distinta que tengan que llevarse a casa el papel de chicas de barrio.

Aparte de la teoría de que lo de Rihanna , no son los zapatos, yo apunto también que necesita un servicio veinticuatro horas de estilista a domicilio, porqué cuando va de gala, y no a cantar, porqué ahí ya suele ir de su personaje pelín macarra, va guapa, bueno, más que guapa, elegante, y es que la hemos visto desfilando por varias red carpet espectacularmente vestida por Gucci, Armani, Yves Saint Laurent, George Chakra, uno de sus diseñadores preferidos, o Zac Posen, entre otros. Pero cuando se queda sola frente al armario, yo creo que no sabe para donde tirar y le sale la vena Barbados por los cuatro costados.

Sería bueno que cogiera ideas del reportaje que ha realizado para el número de Elle de este mes en su edición americana, fotografiado por Gilles Bensimon, director creativo de la publicación, también conocido por ser el ex marido de El cuerpo, Elle Macpherson, y precedido por su mala fama de conquistador.

De los looks elegidos por el equipo de estilistas para el shooting me quedo en primer lugar con este, quitando el descomunal collar que por lo pronto, y solo de verlo, ya me da tortícolis. El bolero blanco es de Carolina Herrera, y el bandeau, el cinturón y la falda son de Gucci, una de sus marcas fetiche. El precio me lo reservo porqué tampoco hace falta. Pero no sería muy difícil fabricar un look parecido con prendas más asequibles.

Con este vestido chaqueta de Alexander McQueen está favorecidísima, y luego dice que no le gustan sus piernas, a ver, no son dos palillos como las de la mayoría de las modelos, ni falta que hace, y aunque seguramente haya algo de photoshop a mí me parecen bastante proporcionadas y bonitas.

De este otro me quedo con la cazadora de seda, de Louis Vuitton, el color verde esmeralda me encanta, lo de la minifalda de piel y el bañador por encima, como que no me parece muy ponible, además es estar a vueltas con su rol de good girl gone bad.

Y para acabar mi preferido, este peto de Emporio Armani en gris que no sé yo si llevaría a diario porqué es bastante mínimo, pero me parece una opción nada extremada y muy elegante para las que no tengan reparo en enseñar. Ya vimos hace poco a la cantante con un mono en versión larga y floreada, y a mi entender no le quedaba nada mal, y eso que no parece la mejor opción para una mujer de pronunciadas curvas. Resulta curioso sin embargo que la tendencia setentera quede bien a voluptuosas y delgadas por igual.

Todo depende de la hechura de la prenda, claro está, no estoy hablando de un mono tipo busco a Jack's. Pero las nuevas versiones en algodón me parecen super adecuadas y cómodas. Eso sí, también tengo que reconocer que es la típica idea que me gusta ver puesta en los demás, pero a la hora de la verdad, no me atrevo con ella. ¿Porqué será?

Vía | elle

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios