Publicidad

Kim Kardashian responde a las críticas recibidas por su nueva línea de fajas para embarazadas

Kim Kardashian responde a las críticas recibidas por su nueva línea de fajas para embarazadas
Sin comentarios

Kim Kardashian vuelve a protagonizar una polémica. Esta vez, debido al nuevo producto de su línea de prendas moldeadoras Skims. La estrella de Keeping Up With The Kardashian anunciaba ayer que este miércoles lanzaría una línea para embarazadas con sujetadores de lactancia, fajas, mallas compresoras y un mono. Y las críticas no tardaron en llegar.

Aunque Kim las describía en su perfil de Instagram como "lo mejor en comodidad y apoyo para el cuerpo cambiante durante y después del embarazo" y la mismísima Chrissy Teigen las elogió en sus redes sociales subiendo vídeos luciéndolas antes que nadie, el anuncio de Kim recibió una lluvia de críticas en relación a la necesidad de estos nuevos productos. Muchos se preguntaban si era necesario modelar el cuerpo durante el embarazo y defendían el placer de sentirse cómoda y libre.

 

Jameela Jamil encabezó estas críticas y tuiteó que "las mujeres deberían poder estar embarazadas y crecer". "Ojalá pudiéramos normalizar el enfocarnos en el interior de un cuerpo embarazado, no en el exterior", reflexionaba la actriz en su cuenta de Instagram, donde además, habló de que el embarazo ya es bastante difícil como para corregirlo u ocultarlo.

Y aunque Chrissy intervino para explicar que estas fajas no tenían como objetivo disimular el embarazo o hacer las barrigas parecer más pequeñas, sino más bien ofrecer apoyo y alivio para el dolor, la propia Kim se pronunció al respecto para defender su lanzamiento.

"Es posible que si no has estado embarazada antes, no sepas lo duro que es cargar con todo el peso extra, tal y como hice yo o hacen millones de mujeres fuertes", explicó en Twitter. Y habló en detalle de los productos de la línea, "la parte del vientre no adelgaza, en realidad es transparente y está hecha de un material de capas más delgado en comparación con el resto de la prenda. Proporciona apoyo para ayudar con el peso incómodo que se lleva en el estómago y que afecta la zona lumbar". "La compresión de las mallas ayuda a aliviar el dolor causado por la hinchazón. También se usan después de haber dado a luz y brindan la comodidad y el apoyo que la mayoría de las mujeres necesitan después del parto, especialmente si se están recuperando de una cesárea", continuó.

 

Según explican nuestros compañeros de Bebés y más, "las embarazadas pueden usar prendas como las fajas premamá o de sujeción para ayudar a aliviar las molestias ocasionadas por el peso de la barriga y otros cambios físicos en el embarazo".

Con respecto a utilizarlas después del parto, los expertos aseguran que "no está demostrado que el uso de una faja tras el parto ayude a una mujer a recuperar antes su figura". Además, "si se utiliza mucho los músculos del abdomen y la espalda no se ejercitan tanto y la cintura tarda más en tener una movilidad fluida y fiable".

Fotos | @kimkardashian

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios