Publicidad

Calzado de Fred Perry de la colección primavera-verano 2008

Calzado de Fred Perry de la colección primavera-verano 2008
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Tercera entrega de la revisión de la marca Fred Perry como ya anticipaba. La primera fue la línea masculina, la segunda fue la femenina y la tercera trata sobre el calzado de ambos. Falta una cuarta sobre una línea especial que han sacado para este año, pero esta para los días siguientes.

El calzado de Fred Perry no es famoso ni por su nombre ni por nada en especial, más bien es un añadido que la marca tiene como segunda fila, al igual que puede tener sus bolsos, bandoleras o demás complementos.

En especial, la marca inglesa se ha destacado por combinarse con elegantes prendas, dejando un poco de lado las zapatillas u otros zapatos más deportivos. A la hora de la elección del calzado priman más los botines de piel, con grandes acabados, un leve tacón y una punta a veces acabada en pico; aunque yo prefiero un acabado más redondeado.

Aún así, Fred Perry ha seguido innovando su línea de calzado, primando las deportivas por encima de todo, sin ningún zapato ahora mismo. Hay que recordar que esta marca se usa (y es famosa) para jugar al tenis y que por tanto, el calzado se ve volcado más a satisfacer a este tipo de público. Pese a ello, muchas de las zapatillas de la marca pueden ser usadas para vestir más informal y quedan igual de bien que otros zapatos.

Para esta nueva temporada ha presentado sólo dos nuevos diseños para chico y otros dos diferentes para chica, donde sí que se apuesta por un zapato más cuidado. En el caso de la línea masculina se dan dos modelos bien distintos.

El primero de ellos es una zapatilla deportiva a la vieja usanza, como si se tratase de la típica Reebok o Adidas. Quizás diseñada para los tenistas, aunque el acabado, y la combinación de los diferentes colores la hacen una buena alternativa para ciertos momentos. Las barras laterales están en el rojo y negro típico de la marca.

Mientras que la segunda va por el camino de las habituales zapatillas de tela, pero con un diseño maravilloso. En la goma blanca de la suela se combinan el negro y el rojo de nuevo, mientras que la tela es un azul muy claro, constrastando muy bien con el blanco de los cordones, y con el laurel en tonos muy apagados, disimulándolo bastante (detalle que yo prefiero frente a un fuerte impacto del símbolo). Muy idóneas para este tiempo.

Respecto a la línea femenina, Fred Perry prefiere combinar las zapatillas y los zapatos. El primer modelo es una zapatilla como las antiguas bambas y que pueden competir con las rejuvenecidas Victoria, aunque ésta tiene un diseño bastante mejor que las mencionadas. En rojo y blanco, prefiere un modelo bajo, semejante también a un zapato.

Mientras que la tradición sí que la cumple con un rediseño de un clásico entre los clásicos. Las antiguas merceditas, calzado ya mítico, siguen siendo para Fred Perry una apuesta segura. Pueden pegar bastante con la línea que ya comenté de vestidos, aunque no estén tan de moda como otros tipos de calzados.

Cuatro pares nuevos, difíciles de encontrar en tiendas eso sí, incluso en su web no fui capaz de hacerlo (sí que encontré otros que ya tengo en mi zapatero). Cuatro modelos que complementan la línea presentada, tanto femenina como masculina.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios