Compartir
Publicidad

Una tarde en el Spa Grande Real Villa Itália. Hotel 5 estrellas en Cascais, Portugal

Una tarde en el Spa Grande Real Villa Itália. Hotel 5 estrellas en Cascais, Portugal
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Cristina F. Martel para Embelezzia

En un viaje organizado por Turismo de Estoril de Portugal, pasé una tarde en el Spa del Hotel & Spa Grande Real Villa Itália. Este hotel de 5 estrellas está ubicado en una zona muy tranquila de Cascais, un oasis de paz y bienestar con las comodidades de un hotel de categoría.

La entrada privada con verja ya anuncia que la intimidad del cliente es una prioridad. En la foto inferior veis la entrada hasta la puerta principal del hotel. Amplia, acristalada y resguardada bajo las dos columnas.

entrada-hotel-5-estrellas
Cristina F. Martel para Embelezzia

Nos dirigimos a la recepción del Spa donde reina una iluminación muy tenue a la que cuesta algunos minutos acostumbrarse. No estaría mal que aumentasen un poco la luz. Aunque iba a relajarme con un masaje y una hora de Spa, entrar en la penumbra a las 4 de la tarde se hizo raro.

taquillas-SPA-Villa-Italia
Cristina F.Martel para Embelezzia

En el vestuario reinaba la misma iluminación suave y relajante. Es un espacio amplio con taquillas individuales que contienen todo lo necesario: albornoz, toallas, zapatillas. Ya estaba lista para mi masaje corporal con aceites relajantes.

El masaje fue realizado a la perfección tanto a nivel de protocolo y manos expertas como creando el ambiente acogedor y relajante que aprecias en un servicio de cabina como éste. Una experiencia de alto nivel profesional.

Solarium del Spa
Cristina F.Martel para Embelezzia

Antes de pasar a la zona de aguas y sauna, pasé unos minutos en el solárium circular. Al contrario de las otras dependencias, es un lugar donde entra mucha luz natural. Decorado en un estilo muy zen con plantas, cantos rodados y colores naturales.

Divan-Spa
Cristina F. Martel para Embelezzia

El diván de la foto se encuentra entre las cabinas de masaje y la zona de la piscina, punto de encuentro si acudes en compañía. Al fondo, el pequeño circuito de agua salada y la sauna del hotel.

Spa-visto-desde-el-bar
Cristina F. Martel para Embelezzia

Piscina con corrientes, jacuzzi, chorros de agua, sauna. Pasar un par de horas allí fue muy agradable. Hay también mucha luz natural, un gran ventanal que deja ver las rocas y el material que rodea el hotel. El murmullo del agua no necesita de ninguna música ambiental.

zona-saunas
Cristina F.Martel para Embelezzia

El único inconveniente que recuerdo es el doloroso paso a la sauna. En la foto superior, una puerta a la derecha de las duchas de agua fría daba paso al interior de la sauna. El respiradero que soltaba el vapor caliente literalmente quemaba la planta de los pies hasta los tobillos. Los dos segundos que necesitabas para pasar eran terribles, puede que desde entonces lo hayan solucionado.

SPA-tumbonas
Cristina F.Martel para Embelezzia

Las instalaciones estaban impecables en cuanto a limpieza y decoración, el personal nos atendió con mucha educación. Es un hotel que os recomiendo si queréis evadiros del bullicio de la civilización y volver con energías renovadas a casa.

Más información | Hotel & Spa Grande Real Villa Itália En Embelezzia | Hotel Palácio Estoril, Portugal (y II): Banyan Tree SPA, el masaje tailandés de lujo En Diario del viajero | Turismo en Lisboa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio