Publicidad

Roger Vivier en boucle, la hebilla como firma del espíritu de la marca

Roger Vivier en boucle, la hebilla como firma del espíritu de la marca
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

De Roger Vivier ya os hemos hablado en otras ocasiones, pues fue el auténtico genio del stiletto. La Maison Roger Vivier abrió su puertas en 1925, después de haber estudiado escultura en la Escuela de Bellas Artes.

1935 creó los zapatos transparentes, y en 1937 las cuñas que tan de moda vuelven a estar este año. Pero lo que realmente le hizo famoso fue su tacón de aguja, que acaba por rematar la silueta femenina "como con un trazo de lápiz", como solía decir su creador. Los psiquiatras aseguran que cuando las mujeres nos subimos a unos zapatos de tacón de aguja es porque queremos que nuestro ego pueda expresarse. ¡Ver y que nos vean!

Clutch

Roger Vivier colaboró con Christian Dior, quien le permitió el privilegio de sumar su logo al suyo; también con Schiaparelli y con Yves Saint Laurent. Las grandes marcas del mundo del lujo nunca se equivocan, lo que atrajo hacia esta marca a un montón de celebrities desde Marlène Dietrich, Elisabeth Taylor, Brigitte Bardot, Ava Gadner, Jackie Kennedy e incluso la reina de Inglaterra, que el día de su boda calzó unos zapatos especialmente creados para ella por este zapatero prodigioso.

Bailarina

Roger Vivier murió en 1998. La marca fue relanzada por Diego Della Valle, propietario de Tod's en el 2000. El chic parisino de Vivier está simbolizado por la elegancia de su embajadora Inès de la Fressange.

romana

Bruno Frisoni, director artístico de la casa, fiel al ADN de Roger Vivier, sigue calzando a las más elegantes. Orgullosa de su patrimonio, la marca suele prestar los zapatos que forman parte de su museo personal a otros museos. Cada pieza suele ser presentada como una auténtica obra de arte. Lo que en realidad son: auténticas joyas.

Pulsera

En la actualidad, los zapatos Rogier Vivier se fabrican en Brancadoro, en Italia en una fábrica modelo propiedad de Diego Della Valle, lo cual no deja de resultar curioso para una firma eminentemente francesa, que se empeña en preservar su toque francés, y ese porte refinado que siempre la ha caracterizado desde sus orígenes.

Sandalia

De un tiempo a esta parte, el departamento de comunicación de Roger Vivier parece empeñado en revisitar el famoso escarpín de hebilla cromada, creado en 1965, y que todavía hoy continúa estando entre los best-sellers de la firma. El bottier los creó para que accesorizasen el modelo Mondrian de Yves Saint Laurent.

La revista Vogue utilizó este look en una de sus portadas. El éxito fue inmediato. Y no tardaron en vender más de cincuenta pares de este modelo cada día. En 1967, vimos lucir estos mismos zapatos a Catherine Deneuve en la película Belle de jour firmada por Luis Buñuel. La actriz volvió a lucirlos durante el funeral de Yves Saint Laurent, dando así lugar a la cuadratura del círculo.

Naranja

Estos zapatos recordaban un poco a las bailarinas, sólo que tenían la punta cuadrada, y el talón era de 4,5 cm, pero su signo de identidad más distintivo era su famosa hebilla rectancular que ocupaba todo el empeine.

Desde el 2002, Bruno Frisoni, la ha reinterpretado de mil formas, sobre las pieles y las telas más extravagantes que quepa imaginar, y también con diferentes alturas en los tacones: desde 11 cm de altura a bailarinas extra planas.

La hebilla, en función de las temporadas, también se ve sometida a transformaciones: el metal cromado puede transformarse en plástico o cubrirse de diamantes. Este año se presenta con un nuevo look, bajo el nombre de Prism. ¿Os gustan los nuevos modelos? ¡¡Yo moriría por una de esas bailarinas!!

Más información | Roger Vivier

En Embelezzia | La retrospectiva de Roger Vivier en el Palacio de Tokio de París

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios